Los Estados Unidos designan el complejo de turberas del Lago Superior

Los Estados Unidos designan el complejo de turberas del Lago Superior

9 de marzo de 2012
Estados Unidos de América

La Secretaría se complace en anunciar que los Estados Unidos han designado como su 31º Sitio Ramsar las Ciénagas de Kakagon y Bad (4.355 hectáreas, 46°39’N 090°41’W), situadas a orillas del Lago Superior en el estado de Wisconsin. Se trata de un complejo de humedales en gran medida virgen compuesto de ciénagas, turberas y lagunas costeras donde se encuentra el mayor arrozal silvestre de los Grandes Lagos. La zona está sujeta a administración tribal, goza de protección como Zona de Conservación por un Plan de Manejo Integrado de los Recursos y está bajo la jurisdicción de la Tribu Chippewa de la Banda Bad River del Lago Superior.

Es sabido que dos especies raras y esquivas, el lobo gris (Canis lupus) y el lince del Canadá (Lynx Canadensis), ambas amenazadas, viven en el sitio. Este proporciona el necesario hábitat de alimentación, descanso y nidificación a poblaciones de aves migratorias y locales, y uno de los dos sitios que quedan para el chorlo silbador (Charadirius melodus) se encuentra justo a norte en Long Island. El sitio también da protección a los arrozales silvestres cada vez más fragmentados del Lake Superior – el único extenso arrozal silvestre costero que queda en la región de los Grandes Lagos, que reviste una importancia crítica para asegurar la diversidad genética del arroz silvestre del Lago Superior.

Los miembros de la tribu frecuentan la zona sobre todo para realizar actividades de caza, incluso con trampas, y pesca de subsistencia, así como para conservar las técnicas históricas de cosecha. Solo pueden acceder a la zona los miembros de la tribu de Bad River y el personal de Bad River Natural Resources. Las mayores amenazas para la ecología del sitio son las especies invasoras y las controvertidas actividades mineras potenciales aguas arriba del Penokee-Gogebic Range. La calidad del agua de los alrededores también podría resultar afectada por las aguas residuales municipales, fosas sépticas domésticas deficientes y las prácticas agrícolas y de extracción maderera dentro de la cuenca hidrográfica.





 (Fotos: Tim Tynan)