La Convención de Ramsar y el PNUMA se comprometen a una mayor cooperación para conservar los humedales del mundo

La Convención de Ramsar y el PNUMA se comprometen a una mayor cooperación para conservar los humedales del mundo

5 de diciembre de 2016
México

mou_with_unep.jpg

La Secretaria General de Ramsar, Martha Rojas-Urrego, y el Director Ejecutivo del PNUMA, Erik Solheim, firmaron el primer memorando de entendimiento

El 2 de diciembre, en la 13ª Conferencia de las Partes (COP13) del Convenio sobre la Diversidad Biológica, que se está celebrando en Cancún, la Secretaria General de Ramsar, Martha Rojas-Urrego, y el Director Ejecutivo del PNUMA, Erik Solheim, firmaron el primer memorando de entendimiento entre la Convención de Ramsar y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

El memorando de entendimiento abarca temas generales que forman parte de los respectivos mandatos de ambas organizaciones y un primer plan de trabajo convenido que aborda esos temas.

La finalidad del memorando de entendimiento proporcionar un marco de cooperación y entendimiento para apoyar la colaboración entre ambas organizaciones a fin de avanzar en sus metas y objetivos comunes.

Estas son algunas de las esferas de cooperación:

  • Mejorar el acceso a la información sobre el estado y la condición de los humedales y las respuestas normativas para la gestión sostenible de estos;
  • Mejorar las sinergias y maximizar la función catalizadora de cada uno de los asociados;
  • Apoyar el intercambio de información y asesoramiento;
  • Lograr una mayor financiación de los humedales.

Es el momento de tomar medidas sobre el cambio climático y los humedales pueden desempeñar un papel esencial en este sentido como soluciones basadas en la naturaleza para la adaptación y la mitigación. Los humedales son uno de los ecosistemas más diversos y productivos del planeta y realizan una importante contribución al bienestar humano mediante el suministro y la depuración del agua, las poblaciones de peces, la regulación del clima, el control de las inundaciones, la protección del litoral, las oportunidades de recreo y, cada vez más, el turismo.

No obstante, la conversión y pérdida de los humedales y los efectos adversos del cambio climático, tales como el aumento del nivel del mar, que perturba los ecosistemas costeros, y el aumento de la temperatura del mar, que causa la decoloración del coral, están dando lugar a una reducción de los servicios que pueden brindar los humedales. La conservación, el mantenimiento y la restauración de los ecosistemas de humedales son esenciales para nuestra supervivencia a largo plazo.