Las turberas


La mitad de los humedales del mundo son turberas. Su superficie es una capa de turba, que está compuesta por material vegetal que se ha acumulado durante miles de años sin descomponerse del todo porque el ambiente está saturado de agua.

Las turberas son los depósitos que contienen más carbono en menos espacio en las zonas terrestres: aunque solo cubren el 3 % de la superficie terrestre del planeta, almacenan más carbono que toda la biomasa de los bosques de la Tierra.

Al drenar las turberas, la turba se descompone y se libera carbono a la atmósfera en forma de gas de efecto invernadero. Ya se ha drenado el 15 % de las turberas del planeta. Aunque esos 65 millones de hectáreas de turberas degradadas representan menos del 0,4 % de la superficie terrestre del planeta, son responsables de un 5 % de las emisiones antropogénicas de dióxido de carbono.

En cambio, las turberas no drenadas, que abarcan más de 300 millones de hectáreas en todo el mundo, secuestran hasta 100 megatoneladas de carbono cada año. Estas turberas vivas desempeñan una importante función en la regulación del clima mundial al acumular carbono en su suelo de turba.

Es posible reducir considerablemente las emisiones de gases de efecto invernadero rehumidificando y restaurando turberas drenadas. Así, estas pueden volver a brindar otros importantes servicios de los ecosistemas, tales como la retención de agua y servicios relacionados con la biodiversidad.

La Convención de Ramsar, al ser un instrumento mundial para la conservación de los humedales, juega un importante papel poniendo de relieve la función de las turberas en la regulación del clima y promoviendo su conservación y restauración.

En la 12ª reunión de la Conferencia de las Partes en la Convención (COP12), las Partes adoptaron la Resolución XII.11 sobre Las turberas, el cambio climático y el uso racional: implicaciones para la Convención de Ramsar. En la Resolución se insta a las Partes Contratantes a adoptar medidas para lograr los siguientes objetivos:
•    reducir la degradación de las turberas;
•    promover su restauración;
•    mejorar las prácticas de manejo de las turberas y otros tipos de humedales que son importantes sumideros de gases de efecto invernadero; y
•    utilizar las turberas como sitios de demostración para crear conciencia sobre la restauración, el uso racional y el manejo de las turberas en relación con el cambio climático, la protección del hábitat de especies especialmente adaptadas y el suministro de agua.

Taller internacional de Vilm, 2016

En septiembre de 2016 se celebró un taller internacional en la isla de Vilm (Alemania) para examinar los progresos realizados y contribuir a la aplicación de la Resolución XII.11. El informe del taller y la nota informativa resultante titulada 30 good reasons to safeguard peatlands! [30 buenas razones para proteger los humedales], en inglés, se encuentran a continuación; todas las presentaciones de la reunión se encuentran aquí.

Noticias

19 de mayo de 2003
Costa Rica
[ Español ] The Ramsar Bureau is delighted to announce that Costa Rica has designated the Turberas de Talamanca ("Talamanca peatlands") for the Ramsar List, bringing its total number of...
14 de febrero de 2002
Bundle Burials Anaerobic Preservation in a Coastal Cemetery site, Nicoya Gulf, Costa Rica by Ricardo Vázquez L., Juan V. Guerrero M. and Federico Solano B. Department of Anthropology and History,...
Suscribirse a Las turberas