Sexto sitio Ramsar de Kazajstán en 2009

Sexto sitio Ramsar de Kazajstán en 2009

9 de diciembre de 2009
Kazajstán
El Gobierno de Kazajstán ha designado en 2009 su sexto nuevo Humedal de Importancia Internacional, el cual complementa su primer sitio Ramsar, introducido originalmente en la lista en 1976 por la Unión Soviética. “Alakol-Sasykkol Lakes System” (914.663 hectáreas, 46°16’N 081°32’E) es una Reserva Natural estatal situada en el extremo oriental del país; se trata de la reserva más extensa de Kazajstán para aves que anidan en humedales y supone un importante lugar de parada migratoria, con más de cien mil aves acuáticas y semiacuáticas que cada año paran en el sitio.

Según relata Ann Aldersey de Ramsar en el resumen de la Ficha Informativa de Ramsar que acompaña a la carta de designación, el sistema está ubicado en una antigua depresión tectónica y comprende 529 lagos, que se nutren del agua de los ríos, y cuyas aguas varían desde salina a dulce. Los lagos ofrecen un hábitat muy diverso para 342 especies de aves, entre las que se incluyen 11 especies amenazadas a escala internacional, 203 especies de aves que anidan, y un apreciable número de aves acuáticas que mudan durante el verano.

Muy cerca del sitio hay tipos de hábitat húmedos, desérticos, de tierras bajas y montañosos, y éste se caracteriza principalmente por contener cinco tipos de vegetación: desértica, de pradera, boscosa, acuática sumergida y arbustiva. Por encima de los importantes recursos de aguas subterráneas, el Sistema de Lagos también alberga una gran variedad de especies de plantas y peces endémicas y reliquia, así como dos especies de mamíferos vulnerables a escala internacional (Vormela peregusna y Gazella subgutturosa). Los tres lagos más grandes son importantes zonas de pesca, donde se lleva a cabo una evaluación anual del contingente óptimo de capturas.

Los lagos atraen a numerosos visitantes durante los meses de verano y está previsto construir una torre de observación y un centro de visitantes. Sus características ecológicas están afectadas por la caza y la pesca ilegales, la extracción de agua sin control, el pastoreo, la recreación y los fuegos.