Reconociendo el poder de los humedales

Reconociendo el poder de los humedales

29 de septiembre de 2014
India, Bangladesh

mangrove_nursery_livelihoods.jpg

Mangrove nursery in the Sundarbans

En los Sundarbans, un área protegida compartida por la India y Bangladesh, un proyecto de restauración de humedales está haciendo frente al cambio climático, protegiendo la costa de las inundaciones y proporcionando al mismo tiempo alimento e ingresos para las comunidades locales.

En 2011, el Fondo Livelihoods, un fondo de inversión en bonos de carbono creado por Danone, la Convención de Ramsar sobre los Humedales y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se unieron la ONG local Nature Environment and Wildlife Society (NEWS) en un proyecto cuyo objetivo es hacer frente al cambio climático mejorando al mismo tiempo la vida de las comunidades locales. En el marco del proyecto se están plantando más de 19 millones de mangles en la parte india de los Sundarbans.

La misión del Fondo Livelihoods es apoyar las iniciativas de las comunidades locales pobres en los países en desarrollo para restaurar sus ecosistemas, lo cual garantiza su seguridad alimentaria, aumenta sus ingresos y mejora sus condiciones de vida.

Los manglares tienen una extraordinaria capacidad para capturar y almacenar carbono que contribuiría al calentamiento global si se liberara en la atmósfera. Se espera que los árboles plantados en la India capturen 671.000 toneladas de carbono en 20 años, traduciéndose en créditos de compensación de emisiones de carbono para los inversores del Fondo Livelihoods.

boat_in_sundarbans.jpg

The Sundarbans

Además, los mangles plantados reducirán el impacto de las inundaciones y las tormentas, que según las previsiones serán más frecuentes con el calentamiento global. Sus troncos y ramas actúan como barreras naturales contra las olas, protegiendo a las personas, las viviendas y las tierras agrícolas. Tras el tsunami que tuvo lugar en el sur de Asia en 2004, la revista Science citó modelos que mostraban que 30 árboles costeros por 100 metros cuadrados podrían reducir el caudal de un tsunami en un 90 %.

Además, los manglares restaurados también son zonas donde se alimentan los peces, moluscos y crustáceos, proporcionando alimento y una fuente de ingresos a las comunidades locales. Proyectos como el de los Sundarbans demuestran la importancia de los humedales en la reducción del cambio climático y la protección de las comunidades frente a sus devastadores efectos.“Me anima saber que cada vez más comunidades, países y empresas están invirtiendo en la protección y restauración de los humedales, convirtiéndola en una cuestión clave en el debate sobre el cambio climático”, manifestó Christopher Briggs, Secretario General de la Convención de Ramsar sobre los Humedales. Añadió que “Los humedales desempeñan una función esencial en una estrategia mundial amplia para lograr comunidades resilientes y economías dinámicas y sostenibles.”

Moreover, restored mangrove forests also act as feeding grounds for fish, molluscs and crustaceans, providing food and a source of income to the local community.

Projects like the one in the Sundarbans demonstrate the importance of wetlands in reducing climate change and protecting communities from its devastating effects.

“I am encouraged that more and more communities, countries and companies are investing in wetlands protection and restoration and making it a key issue in the climate change debate,” said Christopher Briggs, Secretary General of the Ramsar Convention on Wetlands. “Wetlands play an essential role in a comprehensive global strategy for resilient communities and vibrant, sustainable economies,” he added.