El Nuevo sitio Ramsar de Myanmar, en el delta del Irrawaddy, protegerá a las comunidades costeras de las tormentas

El Nuevo sitio Ramsar de Myanmar, en el delta del Irrawaddy, protegerá a las comunidades costeras de las tormentas

2 de febrero de 2017
Myanmar

meinmahla_kyun_wildlife_sanctuary_zau_lunn_2015.jpg

Meinmahla Kyun Wildlife Sanctuary

DÍA MUNDIAL DE LOS HUMEDALES, 2 DE FEBRERO DE 2017  – Los conservacionistas de Myanmar tienen una razón especial para celebrar el Día Mundial de los Humedales: el estuario de Meinmahla Kyun, que es el último sitio importante de manglares y bajos de lodo que queda en el delta del Irrawaddy, se ha incorporado oficialmente a la Lista de Humedales de Importancia Internacional en el marco de la Convención de Ramsar sobre los Humedales.

La designación de Meinmahla Kyun como sitio Ramsar ilustra el compromiso del Gobierno de Myanmar con la protección de los ecosistemas costeros, tales como los manglares, los bajos de lodo y las playas de anidación de tortugas.

Según el Dr. U Nyi Nyi Kyaw, Director General del Departamento de Bosques y responsable de la Autoridad Administrativa de Myanmar, “el nuevo sitio Ramsar no solo protegerá el último estuario de manglares del delta del Irrawaddy, que alberga la mayor población de cocodrilos de Myanmar; también protegerá al delta de las mareas de tempestad provocadas por los ciclones”.

Frank Momberg, Director del Programa de Myanmar de FFI, afirma que “el Departamento de Bosques, con el apoyo de Fauna & Flora International (FFI), ha designado un sitio Ramsar que abarca los manglares de la isla de Meinmahla y el estuario que los rodea, que son un importante lugar de alimentación y crecimiento para peces de importancia comercial y protegen a las comunidades costeras de las tormentas. El sitio también contiene bajos de lodo de importancia mundial para la conservación, particularmente para especies de aves limícolas amenazadas”.

La explotación de los recursos en Meinmahla Kyun y las zonas circundantes, junto con los efectos del ciclón Nargis, han provocado una grave disminución de la cobertura de los manglares. Según Zau Lunn, experto en conservación costera y marina de FFI, el mayor reto es la demanda de leña de los pueblos vecinos. “Solo un amplio programa de protección y rehabilitación de los manglares, la distribución de cocinas ahorradoras de leña y el suministro de fuentes alternativas de energía (por ejemplo, el secado de pescado con energía solar) pueden evitar un mayor deterioro de los manglares”.

Pese a las graves amenazas que pesan sobre Meinmahla Kyun, este lugar alberga la mayor población mundial de la planta de manglar Sonneratia griffithii, que está en peligro crítico, y más de 20 especies de fauna amenazadas, tales como el galápago de la especie Batagur baska, que también está en peligro crítico, el perro salvaje asiátio o cuón (Cuon alpinus), que está en peligro, y el delfín del Irrawaddy (Orcaella brevirostris) y el marabú menor (Leptoptilos javanicus), clasificados como vulnerables. 

Entre las especies de aves migratorias amenazadas que se encuentran en la zona figuran el correlimos cuchareta (Calidris pygmaea), que está en peligro crítico, y el archibebe moteado (Tringa guttifer) y el correlimos grande (Calidris tenuirostris), que están en peligro. Por estas razones, el sitio Ramsar es importante para la conservación de las aves limícolas a lo largo de la vía migratoria Asia Oriental-Australasia.

Con más de 30 pueblos que viven en la pobreza alrededor del estuario de Meinmahla Kyun, el Departamento de Bosques y Fauna & Flora International esperan que el reconocimiento internacional de la zona como sitio Ramsar atraiga financiación adicional para aliviar la pobreza protegiendo y restaurando al mismo tiempo el manglar, con sus valores únicos en materia de biodiversidad.

Fauna & Flora International agradece profundamente el apoyo financiero para la conservación de Meinmahla Kyun brindado por KfW Development Bank a través del Centro para la Biodiversidad de la ASEAN en el marco del programa de Parques del Patrimonio de la ASEAN y la Fundación Manfred Hermsen.