Declaración de Martha Rojas-Urrego, Secretaria General de la Convención de Ramsar sobre los Humedales en el Día Mundial de los Humedales 2 de febrero de 2017

Declaración de Martha Rojas-Urrego, Secretaria General de la Convención de Ramsar sobre los Humedales en el Día Mundial de los Humedales 2 de febrero de 2017

31 de enero de 2017

dfn_livelihoods_6_delta_de_casamance.jpg

Delta de Casamance, Senegal. Los humedales actúan como barreras naturales frente a los desastres.

Humedales para la reducción del riesgo de desastres

Los humedales abarcan diversos tipos de ecosistemas tales como lagos, llanuras aluviales de inundación y manglares costeros y brindan toda una variedad de servicios importantes para las personas y el medio ambiente. Actúan como barreras naturales frente a los desastres, por lo que son valiosos para proteger a las comunidades que presentan un mayor riesgo y son más vulnerables a los efectos devastadores de las inundaciones, sequías y mareas de tempestad.

El hecho de que la frecuencia de los peligros naturales en todo el mundo se haya más que duplicado en solo 35 años es muy preocupante. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) prevé que aumentará la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, ya que los efectos del cambio climático se sienten en todo el mundo, y ONU-Agua calcula que en torno al 90 % de todos los peligros naturales están relacionados con el agua.

Los humedales bien gestionados hacen que las comunidades sean resilientes en caso de meteorología extrema y ayudan a minimizar los daños que causan esos peligros. Los humedales costeros tales como los manglares protegen de las inundaciones y sirven de barrera frente a la intrusión del agua salada y la erosión. Los humedales continentales como las llanuras de inundación, los lagos y las turberas absorben y almacenan el exceso de precipitaciones, reduciendo las inundaciones y retrasando el inicio de las sequías al almacenar agua.

peatland_estonia_maris_parn_jpg.jpg

Los humedales continentales como las llanuras de inundación, los lagos y las turberas absorben y almacenan el exceso de precipitaciones, reduciendo las inundaciones y retrasando el inicio de las sequías al almacenar agua.

Sin embargo, los humedales se están destruyendo o degradando más rápidamente que ningún otro ecosistema. Los datos más recientes indican que en el último siglo ha desaparecido el 64  % de los humedales del planeta y que cada año perdemos el 1 % de los que quedan. Los humedales se drenan o degradan para abastecer la creciente demanda de agua y terreno para la agricultura, la industria y una población urbana en aumento. Es crucial que haya más voces que defiendan a los humedales, que más personas se informen sobre su valor y que se tomen más medidas decisivas para conservar y restaurar este valioso ecosistema.

Cada año, la Convención de Ramsar sobre los Humedales celebra el Día Mundial de los Humedales el 2 de febrero para crear conciencia en todo el mundo sobre la importancia de estos y la necesidad de conservarlos y utilizarlos de forma racional. Procuramos movilizar acciones mundiales que conduzcan a la conservación, la restauración y el uso sostenible de todos los humedales.

Hemos registrado más de mil actividades en todo el mundo para celebrar el Día Mundial de los Humedales con el tema Humedales para la reducción del riesgo de desastres. Se ha elegido este tema para centrar la atención principalmente en el papel de los humedales en la reducción del riesgo de desastres derivados de las inundaciones o las sequías.

No obstante, los humedales también son vitales porque proporcionan alimento a más de tres mil millones de personas en todo el mundo y facilitan agua dulce y medios de vida a más de mil millones de personas. También son cruciales para la adaptación al cambio climático y la mitigación de este. De hecho, no se puede lograr un desarrollo sostenible si no tomamos medidas decisivas para su conservación.

Alentamos a los responsables de políticas, expertos y dirigentes comunitarios a considerar los humedales como soluciones extremadamente eficaces en función de los costos, beneficiosas para todos y con resultados garantizados para la reducción del riesgo de desastres. Los responsables de la adopción de decisiones deberían realizar esfuerzos considerables para integrar los humedales en las políticas y estrategias intersectoriales para la reducción del riesgo de desastres.

Muchos interesados ya han empezado a hacerlo. Por ejemplo: 

pelican-mangrove.jpg

Los humedales como soluciones extremadamente eficaces en función de los costos, beneficiosas para todos y con resultados garantizados para la reducción del riesgo de desastres.
  • En Hikkaduwa, en Sri Lanka, donde los arrecifes de coral que se encuentran a cierta distancia del litoral están protegidos por un parque marino, los daños provocados por el tsunami de 2004 solo llegaron 50 metros tierra adentro. En la vecina localidad de Peraliya, donde la extracción de coral había degradado los arrecifes, los daños llegaron 1,5 kilómetros tierra adentro. En otras regiones, los estudios muestran que cada kilómetro de manglar intacto puede reducir la altura de una marea de tempestad hasta en 50 centímetros.
  • Tras el huracán Katrina, en 2005, el Estado de Luisiana y la ciudad de Nueva Orleans adoptaron un enfoque múltiple para aumentar la resiliencia frente a la subida del nivel del mar, los huracanes y las crecidas de los ríos. Una de las principales medidas de protección ha sido restaurar los humedales como barreras protectoras entre el mar y la ciudad.
  • En la provincia de Hubei, en China, los lagos y marismas se han vuelto a conectar con el río Yangtsé para reducir el impacto de las inundaciones. Además, los humedales restaurados han dado lugar a un aumento de la pesca y mejorado la calidad del agua para las comunidades que viven alrededor de esos ecosistemas.
  • En el Senegal, la Reserva de la Biosfera del Delta del Saloum es una zona protegida porque está situada en un área de estuarios, lagos y marismas que controla las inundaciones y garantiza el suministro de agua dulce a las comunidades durante todo el año.

Para el Día Mundial de los Humedales 2017, la Secretaría de la Convención de Ramsar ha elaborado diversos materiales informativos para apoyar las actividades de los países y poner de relieve lo eficaces que son los humedales en la reducción del riesgo de desastres. Los materiales se pueden descargar en la dirección http://www.worldwetlandsday.org/. Estos materiales de apoyo y nuestro trabajo para promover acciones en todo el mundo son posibles gracias al apoyo del Fondo Danone-Evian para el Agua, que apoya a la Secretaría desde 1997. 

Les invitamos a visitar un humedal, a conocer a las comunidades que dependen de los humedales y a descubrir la manera en que utilizan este ecosistema de forma racional. Las Partes en la Convención de Ramsar han designado más de 2.250 Humedales de Importancia Internacional o “sitios Ramsar”, que están protegidos por los beneficios que brindan al país y al mundo.

Para fomentar la participación de los jóvenes, hemos organizado un concurso de fotografía entre el 2 de febrero y el 2 de marzo en el que puede participar cualquier persona de entre 18 y 25 años de edad. Se invita a los jóvenes a subir al sitio web del Día Mundial de los Humedales fotografías de los tipos de humedales que nos ayudan a hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos. El ganador del concurso de fotografía podrá visitar un Humedal de Importancia Internacional por cortesía de Star Alliance.

Únanse a nosotros en la promoción de acciones que conduzcan a la conservación y el uso sostenible de los humedales del mundo. Estos aportan múltiples beneficios y sirven de barrera frente a los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos. Ayúdennos a contarle al mundo lo importantes que son los humedales.

¡Feliz Día de los Humedales 2017!