Misiones Ramsar de Asesoramiento

Cuando se ven amenazadas las características ecológicas de un Sitio Ramsar, la Parte Contratante en cuestión puede solicitar una Misión Ramsar de Asesoramiento (MRA). Este mecanismo, adoptado oficialmente en 1990 mediante la Recomendación 4.7, permite que tanto los países desarrollados como en desarrollo apliquen experiencia global y brindar asesoría con respecto a los problemas y amenazas que podrían conllevar a la perdida de las características ecológicas de un humedal. 

Generalmente la Misión consiste en una visita de un equipo de dos o más expertos. Cuando la Secretaría recibe una solicitud de las autoridades competentes de una Parte Contratante, acuerda el mandato de la Misión y determina qué gama de conocimientos técnicos debe tener el equipo que realiza la visita. 

El proyecto de informe del equipo se presenta a la Parte Contratante para que lo examine y a continuación se publica el informe final revisado. Las conclusiones y recomendaciones del informe pueden servir de base para adoptar medidas en el Sitio, y posiblemente para obtener posteriormente asistencia financiera.

Entre 1988 y 2015, el mecanismo de la Misión Ramsar de Asesoramiento se aplicó en 79 Sitios Ramsar o grupos de Sitios. Con el curso de los años las misiones se han vuelto más formales y minuciosas, y actualmente implican la participación de equipos multidisciplinarios. Muchas de ellas se han realizado en colaboración con asociados como la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), la Convención del Patrimonio Mundial y el Programa sobre el Hombre y la Biosfera.