Fondo de Pequeñas Subvenciones

En 1990 las Partes Contratantes crearon el Fondo de Pequeñas Subvenciones (FPS) como mecanismo para ayudar a los países en desarrollo a apoyar la conservación y el uso racional de los recursos de los humedales así como el desarrollo sostenible de las comunidades que dependen y cuidan de los mismos. Desde entonces, el fondo ha aportado más de 8 millones de francos suizos a más de 240 proyectos de 110 países.

Las operaciones del Fondo dependen exclusivamente de las contribuciones voluntarias de los gobiernos y los particulares. Se aceptan contribuciones para los proyectos en cualquier momento del año. Los donantes pueden apoyar proyectos completos, si desean escoger el proyecto de un país, o bien ofrecer cualquier importe de dinero al Fondo en general, el cual se atribuirá al mejor proyecto.