Recomendación 7.1: Plan de acción mundial para el uso racional y el manejo de las turberas


cop7logo.jpg (6783 bytes)"Los pueblos y los humedales: un nexo vital"
7a. Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes de
la Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán, 1971),
San José (Costa Rica), 10 al 18 de mayo de 1999

[Nota: Se ha optado por traducir el término inglés "management" como "manejo", tal como se lo utiliza preferentemente en iberoamérica, y considerado como equivalente a "gestión".]

1. RECORDANDO el llamamiento que se hacía en la Recomendación 6.1 en pro de una mayor cooperación para el uso racional, el desarrollo sostenible y la conservación de las turberas en todo el mundo;

2. FELICITANDO a muchas organizaciones por su respuesta y sus iniciativas positivas, como la publicación de Management Guidelines for Forested Tropical Peatlands, with Special Reference to Southeast Asia (Directrices para el manejo de las turberas arboladas tropicales, con especial referencia al Asia Sudoriental) por la Comisión de Gestión de Ecosistemas de la UICN, la Declaración sobre el uso racional de las turberas de la Sociedad Internacional de la Turba, la redacción en curso, por el Grupo Internacional para la Conservación de las Turberas, de unas Directrices para el uso racional de las turberas, así como la actividad de Wetlands International y otras organizaciones, que desde la 6a. Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes en Ramsar en 1996 han desarrollado numerosos proyectos en apoyo de las directrices, los programas y las políticas, tanto nacionales como regionales, relativos al uso racional y el manejo de las turberas;

3. RECORDANDO el compromiso del Programa 21 en favor de un equilibrio razonable entre las necesidades de desarrollo económico y social de las naciones en su uso de los recursos naturales, tales como las turberas, y sus objetivos de conservación del medio ambiente;

4.    PREOCUPADA por el bajo nivel de reconocimiento general de las consecuencias de unas pérdidas importantes de carbono debidas a los incendios de turberas y otros factores inducidos por el ser humano en todo el mundo;

5.    TOTALMENTE CONSCIENTE de la necesidad de incluir todas las iniciativas relativas a los humedales como sumideros y absorvedores de carbono en los discusiones mundiales sobre el Protocolo de Kyoto dentro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático;

6. RECONOCIENDO CON BENEPLÁCITO el aumento en el número de sitios Ramsar designados en muchas naciones que incluyen, o en los que predominan, los ecosistemas de turberas, lo que responde al Plan Estratégico 1997-2002 de la Convención de Ramsar, que ha identificado a las turberas como un tipo de humedal infrarrepresentado en la Lista de Humedales de Importancia Internacional; y

7. TOMANDO NOTA CON SATISFACCIÓN del gran interés internacional actual de los gobiernos, el sector privado y las organizaciones no gubernamentales de medio ambiente por promover más decididamente el desarrollo sostenible, el uso racional y la conservación de los ecosistemas de turberas y los recursos naturales asociados a ellos;

LA CONFERENCIA DE LAS PARTES CONTRATANTES

8. EXHORTA a las Partes Contratantes a que apoyen con carácter prioritario la realización del inventario y la evaluación de todo tipo de turberas y, en los casos pertinentes, designen más ecosistemas de turbera de su territorio para su inclusión en la Lista de Humedales de Importancia Internacional;

9. INSTA a las Partes Contratantes, a las Organizaciones Internacionales Asociadas a la Convención y a otros organimos interesados a que emprendan actividades destinadas a aumentar la conciencia y la comprensión de las funciones y los valores de las turberas en el mundo, y a proteger sitios que se encuentren en una situación de riesgo especial, tales como las turberas tropicales y boreales;

10. HACE SUYO el Proyecto de Plan de acción mundial para el uso racional y el manejo de las turberas tal como aparece en el anexo a esta Recomendación, y RECOMIENDA la cooperación de las Partes Contratantes y otros organismos interesados para perfeccionar el Proyecto y para proporcionar financiación a los proyectos y actividades adecuados en apoyo de su Estrategia de aplicación;

11. INVITA al Grupo de Examen Científico y Técnico de la Convención y a las Organizaciones Internacionales Asociadas a la misma a que asistan a las Partes Contratantes en la evaluación de dicho Plan de acción, una vez ultimado, con vistas al desarrollo de:

i) directrices adicionales para la designación de las turberas como sitios Ramsar;

ii) nuevas directrices nacionales y regionales de desarrollo sostenible, uso racional y manejo de las turberas;

iii) iniciativas para la transferencia de tecnologías de desarrollo y restauración de turberas a los países en desarrollo y a los países con economías de transición; y

iv) una clasificación uniforme, y aplicable en todo el mundo, de tipos de turberas y sus características ecológicas;

12. PIDE a los participantes en dicho Proyecto de Plan de acción que informen de los progresos realizados en su finalización, en particular en lo relativo a su Estrategia de aplicación y en el establecimiento de una posible Cooperación Mundial sobre Turberas (CMT) con ocasión del evento titulado "Milenio de los Humedales" a celebrarse en Quebec, Canadá, en agosto del 2000 y de la COP8 de Ramsar en el 2002, para la consideración y posible adopción por parte de esta última.


Anexo

Proyecto de Plan de acción mundial para el uso racional y el manejo de las turberas

Introducción

1. En marzo de 1996, con antelación a la COP6 de la Convención de Ramsar, diversos organismos asociados cooperaron en la organización de un Seminario internacional sobre la conservación mundial de turberas [nota] (Rubec 1996). Fue ésta una de las varias reuniones internacionales de trabajo dedicadas a centrar la atención mundial en la necesidad de una actuación en favor del desarrollo sostenible, el uso racional, la conservación y el manejo de las turberas. Cabe reseñar entre dichas reuniones la Sexta reunión del Grupo Internacional para la Conservación de las Turberas (GICT) (Moen 1995) y la Convención sobre Turberas (Parkyn, Stoneman e Ingram 1997). A raíz de dichas reuniones, las turberas fueron reconocidas como un tipo de humedal infrarrepresentado en la red mundial incluida en la Lista de Humedales de Importancia Internacional (Lista de Ramsar). Diversas actividades en curso por organizaciones no gubernamentales han permitido determinar una serie de posibles elementos de un Plan de acción mundial para el uso racional de las turberas, directrices regionales o nacionales para el manejo de los ecosistemas de turba (v.gr.: Maltby 1995; Safford y Maltby 1998), y cooperación entre socios potenciales.

2. En la Cuarta Reunión de las Partes Contratantes en la Convención Marco sobre el Cambio Climático, celebrada en Buenos Aires en noviembre de 1998, quedó claro que la absorción de carbono se está convirtiendo en un importante mecanismo para fomentar la aplicación del Protocolo de Kyoto. Esto ha de comprender necesariamente el uso racional de los recursos de carbono que se encuentran en las turberas, así como la posible aplicación de un mecanismo comercial mundial para créditos de carbono. Se ha llegado a la conclusión de que las turberas son un componente potencial de los sumideros mundiales de carbono y un valioso recurso económico. En muchos sectores tienen lugar debates internacionales para promover el reconocimiento de los diferentes tipos de turberas como un vínculo entre las cuestiones económicas y ambientales inherentes a la Convención sobre el Cambio Climático, la Convención de Ramsar y el Convenio sobre la Diversidad Biológica, y las cuestiones propias del comercio internacional.

3. Así, pues, se propuso que cuestiones tales como el cambio climático, los sumideros de carbono, el uso racional y el manejo sostenible de las turberas constituyeran los elementos centrales del Taller sobre turberas del 13º Foro Mundial sobre Biodiversidad (GBF13), celebrado del 7 al 9 de mayo de 1999 en San José, Costa Rica. Dicho Taller fue organizado con el patrocinio de la UICN y numerosas organizaciones asociadas. El Taller examinó el Proyecto de Plan de acción mundial para el uso racional y el manejo de las turberas.

4. Los elementos propuestos para dicho Poryecto de Plan de acción mundial para el uso racional y el manejo de las turberas se basan en las recomendaciones en favor de iniciativas desarrolladas en anteriores foros internacionales, entre ellas:

1994 La Declaración de Trondheim, del Sexto Simposio del IMCG, Trondheim, Noruega (Moen 1995).

1995 La Declaración de Edimburgo, elaborada en la Convención Internacional sobre Turberas, Edimburgo, Escocia (Parkyn et al. 1997).

1996 Un Plan de acción para la conservación de las turberas (Lindsay 1996) propuesto durante el Seminario internacional sobre la conservación mundial de las turberas, Brisbane, Australia (Rubec 1996).

1996 Recomendación 6.1 de la COP6 de Ramsar y Plan Estratégico 1997-2002, Convención de Ramsar sobre los Humedales.

1997 Recomendaciones de la Reunión de trabajo conjunta IPS/IMCG, Surwold, Alemania (Rubec 1997).

1998 El informe de la Comisión de Gestión de Ecosistemas de la UICN, titulado Management Guidelines for Forested Tropical Peatlands, with Special Reference to Southeast Asia (Directrices para el manejo/gestión de las turberas arboladas tropicales, con especial referencia al Asia Sudoriental) (Safford y Maltby 1998).

Objetivos del Taller de 1999

5. Los objetivos del Taller sobre las Turberas del GBF de los días 7-9 de mayo de 1999 fueron:

i) examinar la situación de las iniciativas para promover la cooperación y el desarrollo de una estrategia mundial de desarrollo sostenible, uso racional y conservación de las turberas;

ii) fomentar la colaboración a escala mundial entre los gobiernos, el sector privado y los organismos no gubernamentales con vistas a la aplicación de dicha estrategia; y

iii) explorar posibles mecanismos de apoyo a la cooperación internacional en temas tales como los sumideros de carbono y la aplicación del Protocolo de Kyoto en el marco de la Convención Marco sobre el Cambio Climático.

Participantes en el Plan de acción

6. Entre los participantes en un Plan de acción mundial sobre turberas podrían figurar (esta lista no es exhaustiva) gran número de redes y organizaciones, como, por ejemplo:

i) Comisión de Gestión de Ecosistemas de la UICN (UICN/CGE);

ii) Convención de Ramsar sobre los Humedales y sus Partes Contratantes;

iii) Grupo Internacional para la Conservación de las Turberas (IMCG);

iv) Wetlands International;

v) Sociedad Internacional de la Turba (IPS);

vi) Society of Wetland Scientists (SWS);

vii) Red Mundial sobre Medio Ambiente; y

viii) Institute for Wetland Science and Policy Research (EE.UU.).

Preguntas y temas clave

7. Se han hecho múltiples esfuerzos por definir planes de acción sobre turberas. Parafraseando una serie de interrogantes planteados originalmente por Lindsay (1995), podríamos considerar que las seis preguntas siguientes recogen los elementos esenciales de la situación mundial actual:

i) ¿Cuál es la situación de los recursos mundiales de turberas?

ii) ¿Cuáles son las características propias, ecológicas y económicas, de este recurso?

iii) ¿Cómo y por qué se utilizan actualmente las turberas?

iv) ¿Por qué habríamos de hacer un uso sostenible de las turberas?

v) ¿Cuál sería la manera racional de conservar y gestionar las turberas?

vi) ¿Qué instrumentos de control y seguimiento necesitaríamos para saber si nuestros esfuerzos tienen éxito?

8. El Proyecto de Plan de acción se centraría en una serie de ocho asuntos prioritarios:

1. Comprensión de la terminología de las turberas;

2. Base de datos mundial sobre turberas;

3. Programa mundial de seguimiento y concienciación sobre las turberas;

4. Comprensión y uniformización de los conceptos de uso racional;

5. Utilización de instrumentos de política y legislativos;

6. Directrices nacionales y regionales sobre manejo de las turberas;

7. Redes y centros especializados en materia de investigación y cooperación; y

8. Fijación de prioridades programáticas y de investigación.

Asunto prioritario Nº. 1: Comprensión de la terminología de las turberas


Referencias

Lappalainen, E. (compilador). 1996. Global Peat Resources. International Peat Society y Geological Survey of Finland. Jyskä, Finlandia, 358 págs. y apéndices.

Lindsay, R. 1995. Concluding Comments on the Sixth IMCG Conference pp. 307-317 en Regional Variation and Conservation of Mire Ecosystems. Editado por A. Moen. Gunneria 70, 2 volúmenes. Trondheim, Noruega.

Lofröth, M. and A. Moen (comps.). En preparation. European Mires: Distribution and Conservation Situation. International Mire Conservation Group y Universidad de Trondheim. Trondheim, Noruega.

Maltby, E. 1995. Peatlands: the Science Case for Conservation and Management. Capítulo 14 de Conserving Peatlands. Editado por L. Parkyn, R.E. Stoneman y H.A.P. Ingram. CAB International. Oxon, Reino Unido.

Moen, A. (comp.). 1995. Regional Variation and Conservation of Mire Ecosystems. (Proceedings of the International Symposium on Peatlands, Sixth Meeting of the International Mire Conservation Group. Gunneria 70, 2 volúmenes. Trondheim, Noruega.

Parkyn, L., R.E. Stoneman, y H.A.P. Ingram. 1997. Conserving Peatlands. (Actas de la Convención Internacional sobre Turberas). CAB International. Oxon, Reino Unido.

Rubec, C.D.A. (comp.). 1996. Global Mire and Peatland Conservation: Proceedings of an International Workshop. Report No. 96-2. North American Wetlands Conservation Council (Canadá). Ottawa, Ontario.

Rubec, C.D.A. 1997. Summary of Joint Meeting on Global Peatland Issues, IPS and IMCG. Surwold, Alemania November 7-9, 1997. Report of Workshop Facilitator to the International Mire Conservation Group and the International Peat Society. Environment Canada. Ottawa, Ontario. Inédito.

Safford, L. and E. Maltby (comps.). 1998. Guidelines for Integrated Planning and management of Tropical Lowland Peatlands, with Special Reference to Southeast Asia. UICN Comisión de Gestión de Ecosistemas, Grupo de expertos en turberas tropicales. UICN, Gland, Suiza y Cambridge, Reino Unido.

Stoneman, R.E. 1997. The Scottish Raised Bog Conservation Strategy. Capítulo 45 de Conserving Peatlands. Editado por L. Parkyn, R.E. Stoneman y H.A.P. Ingram. CAB International. Oxon, Reino Unido.

Wetlands International & Oficina de Ramsar. 1997. Peatland Conservation and Management in Central and Eastern Europe. Propuesta de proyecto. Wageningen, Países Bajos. Inédito.

Síganos 
Premio Ramsar

La Convención hoy

Número de » Partes Contratantes: 168 Sitios designados para la
» Lista de Humedales de Importancia Internacional: 2186 Superficie total de los sitios designados (hectares): 208 674 342

Secretaría de Ramsar

Rue Mauverney 28
CH-1196 Gland, Suiza
Tel.: +41 22 999 0170
Fax: +41 22 999 0169
E-Mail: ramsar@ramsar.org
Abrir mapa

Suscríbase a Ramsar Forum