Informe de la 6a. Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes

23/05/2000

6a. Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes
Brisbane, Australia
19 al 27 de marzo de 1996

Informe de la Conferencia


Notas de la Primera Sesión Plenaria

celebrada el 19 de marzo, de 14.00 a 17.30 horas

Punto I del Orden del Día: Discursos de apertura

1. Louise Lakos (Hungría), Presidenta del Comité Permanente, dio la bienvenida a los participantes.

2. Peter Bridgewater, Director del Organismo Australiano de Conservación de la Naturaleza (ANCA), dio la bienvenida a los participantes en nombre del país anfitrión.

Punto II del Orden del Día: Intervenciones de carácter general

3. Pronunciaron discursos de bienvenida y declaraciones de política general los siguientes oradores:

  • El Sr. Neville T. Bonner, Anciano de la la comunidad aborigen Jagera, cuyo territorio abarca Brisbane y su cuenca fluvial,
  • El Sr. Eddie Hegerl, de la Australian Wetland Alliance, en nombre de las organizaciones no gubernamentales de Australia,
  • El Concejal Sr. John Campbell, Alcalde en funciones, en nombre del Alcalde y de la población de Brisbane,
  • El Honorable Brian Littleproud, Ministro de Medio Ambiente de Queensland,
  • El Senador Robert Hill, Ministro Federal de Medio Ambiente, Deportes y Territorios,
  • El Dr. Calestous Juma, Secretario Ejecutivo del Convenio sobre la Diversidad Biológica,
  • El Sr. David McDowell, Director General de la UICN – Unión Mundial para la Naturaleza,
  • El Sr. Chris Kalden, Presidente de Wetlands International,
  • El Dr. Claude Martin, Director General del WWF Internacional,
  • El Sr. David Pritchard, de la Royal Society for the Protection of Birds, BirdLife International,
  • El Sr. Delmar Blasco, Secretario General de la Convención de Ramsar sobre los humedales.

[El texto completo de estas intervenciones aparece en el Volumen 8/12 de estas Actas.]

Punto III del Orden del Día: Adopción del Orden del Día

4. Se adoptó por consenso el Orden del Día distribuido con la signatura DOC 6.1.

Punto IV del Orden del Día: Adopción de las Reglas de Procedimiento

5. Se adoptaron por consenso las Reglas de Procedimiento distribuidas con la signatura DOC 6.3.

6. Los Países Bajos expresaron su intención de proponer enmiendas en las Reglas de Procedimiento, con miras a futuras reuniones; se les invitó a que comunicaran proyectos de enmienda a la Secretaría.

Punto V del Orden del Día: Elección de la Presidencia y de dos Vicepresidencias

7. El Gobierno de Australia propuso que se nombrara Presidente de la Conferencia al Dr. Peter Bridgewater, y el Comité de la Conferencia recomendó que se aceptara esa propuesta. El Dr. Bridgewater fue elegido Presidente por aclamación.

8. El Comité de la Conferencia propuso que se nombraran Vicepresidentes a la Sra. Emma Diaz de Gordillo (Guatemala) y al Sr. Ban-Ymary Daboulaye (Chad), que fueron elegidos por aclamación.

9. El Dr.Bridgewater asumió la Presidencia e hizo varios anuncios sobre la organización de la Reunión. En la medida de lo posible las intervenciones de los asistentes debían ser breves. Debían entregarse a los relatores notas por escrito, en particular cuando se considerara importante la reproducción exacta de un texto. A fin de velar por que la Reunión se desarrollara sin contratiempos, las cuestiones más complejas debían tratarse previamente con el Presidente de la Conferencia, los Vicepresidentes o el Secretario General.

Punto VI del Orden del Día: Nombramiento del Comité de Credenciales

10. De conformidad con la Regla 3.3, el Comité de Credenciales debe estar compuesto por 5 miembros. El Comité de la Conferencia propuso a Australia, Bulgaria, Chile, la República Popular de China y Uganda.

11. Propuso, además, a Noruega y los Estados Unidos como miembros adicionales ad hoc, a fin de que todas las regiones estuvieran representadas. Esas Partes Contratantes fueron elegidas por consenso.

12. El Comité de la Conferencia recomendó la elección de Bulgaria para la Presidencia del Comité de Credenciales, que fue aprobada por aclamación.

Punto VII del Orden del Día: Admisión de observadores

13. No se formularon objeciones respecto de la lista de observadores distribuida con la signatura DOC 6.4, que pasó a ser la lista oficial de observadores.


Notas de la Segunda Sesión Plenaria

celebrada el 20 de marzo, de 09.00 a 17.30 horas

Punto VIII a) del Orden del Día: Informe del Comité Permanente de la Convención

Hungría (Presidencia del Comité Permanente)
14. informó sobre la evolución y la composición del Comité Permanente e hizo un resumen de sus actividades en el trienio 1993-1996, que se reseñaban en el documento DOC.6.5.

15. Se había encargado al Comité Permanente que elaborara el proyecto de Plan Estratégico 1997-2002, tarea que no resultó fácil. Como cabía prever, el proyecto que se presentó fue objeto de amplios debates en las reuniones regionales y también fue examinado por las ONG. El Comité tenía el propósito de formular una recomendación firme respecto del presupuesto para el próximo trienio, pero el Subgrupo de Finanzas no había podido sacar conclusiones porque no había recibido suficiente información de las Partes. La cuestión se examinaría en las reuniones regionales durante la Conferencia en curso y se confiaba en que el Comité podría formular una recomendación más tarde.

16. El Comité Permanente recomendaba que se aprobara el proyecto de resolución RES.VI.6, relativa a la modificación del nombre y los procedimientos del Fondo para la Conservación de los Humedales, y el proyecto de resolución RES.VI.7, sobre la ampliación del Grupo de Examen Científico y Técnico (GECT).

17. El Comité Permanente no se había podido guiar por ninguna norma de procedimiento en su búsqueda de un nuevo Secretario General. Cabía dar las gracias al Sr. Dan Navid, antiguo Secretario General, al Sr. Jim McCuaig, por su labor como Secretario General interino, al Sr. Delmar Blasco, nuevo Secretario General, quien había demostrado ya su capacidad, al Sr. David McDowell y a la UICN por su asistencia, así como al Servicio de Vida Silvestre del Canadá, al que pertenecía el Sr. McCuaig.

18. Cabía dar también las gracias a los países anfitriones de reuniones del Comité Permanente y del GECT, así como de reuniones regionales, a saber, Argentina, Australia, Bulgaria, Francia, Hungría, India, Kenya, Panamá y Suiza, a las cuatro organizaciones asociadas, al Sr. Anderson Koyo (Kenya), Vicepresidente, al Sr. Graham Donald (Reino Unido), Presidente del Subgrupo de Finanzas, y a la Oficina por su asistencia.

Trinidad y Tabago
19. propuso dar las gracias a Louise Lakos por su sobresaliente labor como Presidenta del Comité Permanente durante todo el trienio. La propuesta se aprobó por aclamación.

Punto VIII b) del Orden del Día: Informe del Grupo de Examen Científico y Técnico (GECT)

El Sr. Mihály Végh (Hungría)
20. dio cuenta de la labor del GECT durante el trienio, que se reseñaba en el documento DOC.6.5.

21. Dio las gracias a los demás miembros del GECT por su labor: Sres. Tom Dahl, Max Finlayson, François Letourneux, Yaa Ntiamoa-Baidu, Roberto Scheattler, Mohammad Shatanawi.

22. El GECT había formulado varias recomendaciones a la Conferencia, que figuraban en el documento DOC.6.5.

Punto VIII c) del Orden del Día: Presentación del Plan Estratégico 1997-2002

El Dr. Anderson Koyo (Kenya), Vicepresidente del Comité Permanente,
23. presentó el documento DOC.6.14, Proyecto de Plan Estratégico 1997-2002, y reseñó sus ocho objetivos generales. Dio las gracias a todas las Partes y personas que habían hecho aportaciones valiosas al Plan.

El Presidente
24. rindió homenaje al Sr. Anderson Koyo por la labor que había realizado como Presidente del Subgrupo de Redacción del Plan Estratégico. Toda contribución adicional al Plan debía comunicarse a la Secretaría o al Sr. Koyo.

Punto IX del Orden del Día: Informe de la Oficina de la Convención

El Secretario General
25. se refirió al documento DOC.6.6, Informe de la Oficina de la Convención, haciendo las correcciones y observaciones siguientes:

  • La práctica de asignar tareas regionales más bien que temáticas a los consejeros técnicos era eficaz y debía mantenerse. El volumen de trabajo de los consejeros técnicos, que ya era excesivo, seguía en aumento ya que un número creciente de Partes contratantes pedía asistencia.
  • Destacó una vez más las excelentes relaciones de trabajo con las cuatro organizaciones asociadas de la Convención; hacía muy poco tiempo se había celebrado una reunión para organizar la CdP y en julio se celebraría una reunión de seguimiento. A su juicio sería conveniente formalizar nuevas asociaciones.
  • Había que prestar más atención a la labor de la Convención en la esfera de las comunicaciones y tenía previsto examinar de cerca esa importante esfera después de la Conferencia.
  • Debía destacarse que Dinamarca, como Suecia y la India, había hecho aportaciones para el libro sobre la diversidad biológica de los humedales, de próxima publicación.
  • La cifra relativa al superávit presupuestario en 1995 debía reducirse de 41.000 a 28.891 FS, pese a lo cual dicho resultado era mejor que el déficit proyectado en septiembre de 1995.
  • Instó a las Partes a que abonaran puntualmente sus contribuciones.
  • El ajuste por costo de la vida debía corregirse de modo que dijera 1% en lugar de 2%.
  • Si bien la estructura de personal era eficaz y daba buenos resultados, era posible que se hicieran algunos ajustes después de la Conferencia.

26. En cuanto al Anexo 1 del documento DOC.6.6 (Fondo para la Conservación de los Humedales), la financiación total de aproximadamente 1.700.000 FS desde la creación del Fondo era insuficiente; para que el Fondo fuera realmente útil, la Conferencia debía determinar cómo alcanzar la meta fijada en Kushiro de un millón anual de dólares EEUU.

27. Pidió a las Partes que contribuyeran a mejorar los datos contenidos en la Base de Datos de Ramsar, instrumento que tanta importancia revestía para la Convención.

Scott Frazier, Oficial de la Base de Datos/Humedales, Wetlands International,
28. resumió el reciente análisis regional y temático de la información contenida en la Base de Datos, que figuraba en la Visión General de los Sitios Ramsar en el Mundo, y pidió que las Partes mejoraran sus prácticas en materia de presentación de datos, incluyendo el suministro de mapas apropiados.

Temas para el Futuro: Intervención especial 1

El Dr. Geoff Howard, UICN, presentó un documento titulado "Conciliar la gestión de los recursos hídricos y la conservación de los humedales: Un desafío clave de Ramsar para el siglo XXI"

29. El Dr. Howard señaló que, a medida que se acercara el siglo XXI, se incrementaría la demanda de agua para consumo doméstico, industrial y agrícola y la presión en los recursos hídricos. Para evaluar la importancia de las funciones hidrológicas de los humedales era necesario disponer de datos precisos cuya recopilación resultaba cara. La Convención debía trabajar en colaboración con la Organización Meteorológica Mundial, así como con otras organizaciones, para mejorar la fiabilidad de los datos en el ámbito mundial y debería reforzar sus conocimientos técnicos en hidrología a fin de colaborar para que los responsables de adoptar decisiones sobre los humedales tuvieran en consideración la utilidad de sus funciones hidrológicas. Ramsar debería fomentar el estudio de sistemas tradicionales de gestión de los recursos hídricos y debería proseguir la labor que realizaba actualmente sobre las directrices para la evaluación económica de los humedales, destinadas a los responsables de adoptar decisiones. La Convención debería velar por que los usuarios de los humedales participaran directamente en el proceso de adopción de decisiones y debería reforzar su apoyo a la formación multidisciplinaria. [El texto completo de esta presentación se publica, en inglés, en el Volumen 9/12 de estas Actas.]

Punto X del Orden del Día: Examen de la aplicación de la Convención en cada región

Reseña de la aplicación de la Convención en la Región de Asia

Swarm Singh Bhoparai (India), Representante Regional para Asia,
30. reseñó la aplicación de la Convención durante el trienio, con inclusión de un resumen de los informes nacionales. El último sitio Ramsar designado, Mai Po, era el 57º de la región y se proyectaba la designación de otros. Se preveía que varias naciones se adhirieran en el futuro próximo: Camboya, la República de Corea, Tailandia, Bhutan, la República Popular Democrática de Corea, Israel, Kazajstán, Mongolia, Myanmar y Uzbequistán. El número de sitios de la región incluidos en la Lista había aumentado lentamente: 7 de las 13 Partes había inscrito un solo sitio. El Pakistán había notificado la retirada de tres sitios y la inclusión de otros tres y la India deseaba retirar cinco sitios del Registro de Montreux. La mayoría de los sitios Ramsar de la región contaba con algún tipo de protección legal.

31. La región de Asia veía con preocupación toda posible reducción de las actividades de la Oficina de Ramsar como resultado de las deliberaciones sobre el presupuesto en la Conferencia. De ser imposible incrementar las contribuciones, el presupuesto actual se podría aprovechar mejor si la secretaría se instalara en un país en desarrollo; Asia estaba en condiciones de facilitar locales comparables a los que Ramsar ocupaba actualmente en Suiza.

32. Dio las gracias al Sr. Al-Zu’bi (Jordania) por la asistencia que había prestado como Representante Suplente y expresó sus mejores deseos de éxito al Dr. Satoshi Kobayashi, de la Oficina, en el futuro. [El text completo de esta presentación aparece en la página 61.)

Mr. Zhibao Wang, Viceministro de Silvicultura (China),
33. dijo que su país era consciente de la importancia de la conservación y el uso racional e informó acerca de las actividades realizadas recientemente para apoyar la aplicación de la Convención desde la adhesión del país en 1992.

Malasia
34. hizo notar que en la importante Conferencia sobre los Humedales y el Desarrollo, celebrada en octubre de 1995, se le había pedido que transmitiera a la presente Reunión la Declaración de Kuala Lumpur, que estaba a disposición de los participantes. Malasia, que se había adherido en 1994, contaba con un solo sitio, pero estaba introduciendo mejoras en su gestión gracias a la ayuda de 1.500.000 dólares EE.UU. que había recibido del Gobierno de Dinamarca.

Japón
35. anunció la designación de un nuevo sitio e indicó que estaba considerando la posibilidad de crear un Comité Nacional de Ramsar.

Jordania
36. dio las gracias al Gobierno de Australia por su hospitalidad y a la Oficina por las disposiciones tomadas. Se había encargado a una nueva dependencia del Departamento del Medio Ambiente que llevara a cabo análisis de humedales y se ocupara de la enseñanza y la sensibilización respecto de los valores de Ramsar en las escuelas.

Indonesia
37. hizo notar que había firmado un memorando de entendimiento con el Organismo Australiano para la Conservación de la Naturaleza (ANCA) referente en paticular a los humedales. Indonesia cooperaba con Australia y Papua Nueva Guinea, había creado un Comité Nacional de Ramsar y contaba con una estrategia y un plan de acción nacionales. Había añadido nuevos sitios, uno de ellos con ocasión de la Conferencia.

La República Islámica del Irán
38. dijo que mucho le complacería a la hermosa ciudad iraní de Ramsar acoger otra reunión como en 1971. El Irán había establecido un Comité Nacional de Desarrollo Sostenible y contaba ahora con una estrategia nacional de diversidad biológica en general y respecto de los humedales en particular. Instaba a que se incrementara la cooperación entre Ramsar y el Convenio sobre la diversidad biológica, al tiempo que recomendaba que se incrementara el presupuesto central de forma que la Oficina pudiera prestar más asistencia. Los países desarollados debían tomar la iniciativa de incrementar la transferencia de tecnología.

Nepal
39. observó que, con asistencia de los Países Bajos, había identificado 51 sitios, 36 de los cuales eran especialmente valiosos desde el punto de la diversidad; era necesario adoptar medidas de conservación en 10 de ellos. Nepal estaba tomando medidas para designar tres nuevos sitios. El 14% del país estaba protegido y la mayoría de los humedales se hallaban en esa zona.

Bangladesh
40. señaló que su informe nacional había sido ultimado y enviado, pero la Oficina no lo había recibido. Bangladesh estaba realizando estudios en su único sitio, Sundarbans, con ayuda del PNUD y estaba intentando conseguir asistencia de donantes para aplicar las recomendaciones. Tenía previsto añadir entre dos y cuatro sitios, pero no había recibido recursos del Fondo para la Conservación de los Humedales para financiar las actividades de asistencia pertinentes; si éstos se aprobaban el año próximo, incrementaría el número de sitios.

Sri Lanka
41. tenía una Estrategia Nacional de Conservación y un Comité Nacional Permanente de los Humedales en el que participaban todos los organismos competentes. Contaba con informes sobre 26 humedales, 10 de los cuales contaban con planes de gestión, incluido su sitio Ramsar. Había mejorado este sitio, en el marco de su plan de gestión lo había declarado Parque Nacional, con un centro de atención al público que se abriría próximamente, y estaba preparando la designación de un segundo sitio.

Camboya
42. dijo que el Ministro de Medio ambiente había propuesto al Gobierno que se adhiriese a la Convención y que confiaba en recibir una respuesta favorable a finales de 1996. Hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que prestase asistencia en la reconstrucción del país tras 25 años de guerra.

Bhután
43. expresó su agradecimiento por la ayuda recibida para asistir a la CdP y dijo que se estaban ultimando los procedimientos para adherir a la Convención.

El WWF
44. apoyó el objetivo de lograr que se designase la mayor cantidad posible de nuevos sitios, pero observó que lo más importante era la calidad de los sitios designados, aspecto que no se mencionaba en el informe. En muchos sitios se estaban registrando cambios y no existían planes de gestión. El WWF pidió a todas las Partes, así como a las comunidades y otros interesados, que preparasen planes de gestión a nivel de cuencas de captación, e informasen al respecto a la Conferencia de las Partes en su 7ª Reunión.

Reseña de la aplicación de la Convención en la región de Oceanía

Janet Owen (Nueva Zelandia), Representante Regional para Oceanía,
45. refiriéndose al documento INFO 6.12, señaló los progresos hechos tanto en la designación de sitios como en la gestión y felicitó a Papua Nueva Guinea por la designación del área de ordenación de la fauna y flora de Tonda. Al reseñar los progresos hechos en la región, mencionó la presentación, en el curso de esta Reunión, del Directory of Wetlands of New Zealand y de la segunda edición del Australian Directory of Important Wetlands. Instó a los organismos de asistencia a que prestaran particular atención a los programas de educación y capacitación, en especial los basados en prácticas tradicionales de las poblaciones indígenas. Destacó la importancia de la Iniciativa de Brisbane para establecer una red de reservas de aves costeras en Asia Oriental-Australasia, así como de la Estrategia de Conservación de las Aves Acuáticas Migratorias en Asia y el Pacífico. [El texto completo de esta presentación aparece en la página 81.]

Australia
46. expuso la importancia de la Iniciativa de Brisbane para establecer una red de sitios Ramsar y otros humedales, en respuesta al llamamiento formulado en la REC.C.4.4. La Iniciativa de Brisbane complementaría iniciativas anteriores relativas a las vías migratorias y abarcaría el tercio del mundo restante. Australia instó a la Conferencia a que reafirmase la importancia del enfoque basado en las vías migratorias y exhortó a las Partes a que designaran más sitios ubicados a lo largo de la vía migratoria.

47. Señaló que la iniciativa de Brisbane se anunciaría al 26 de marzo e invitó a todas las delegaciones que deseasen participar en la redacción del texto correspondiente a que se sumasen al grupo de redacción que se reuniría el 21 de marzo a las 19 horas.

El Japón
48. agradeció a Australia sus esfuerzos relacionados con la Iniciativa de Brisbane, en los que el Japón había participado activamente. Si bien apoyaba la Iniciativa, deseaba que se introdujeran algunas modificaciones, cuyo texto presentaría más tarde.

Papua Nueva Guinea
49. agradeció la hospitalidad del Gobierno de Australia y la asistencia que le había prestado para su participación. También agradeció a la Sra. Owen por su informe, y al Fondo Mundial para los Humedales, al WWF y a AusAID que habían financiado el importante seminario donde se elaboró la Declaración de Port Moresby, cuyas actas ya estaban publicadas.

Fiji
50. agradeció al Gobierno de Australia la asistencia que le había prestado para su participación. Fiji estaba estudiando la posibilidad de adherirse a la Convención.

Samoa Occidental
51. agradeció al Gobierno de Australia la asistencia que le había prestado para su participación. Samoa Occidental estaba estudiando la posibilidad de adherirse a la Convención y a tal efecto solicitaría el apoyo de la Oficina de Ramsar.

Temas para el Futuro: Intervención especial 2

La Sra. Barbara Rutherford, WWF International, hizo una presentación sobre el tema "El reto de eliminar la contaminación de los humedales".

52. La Sra. Rutherford señaló que un nuevo problema que las Partes Contratantes debían tener en cuenta en sus actividades futuras de conservación de los humedales y los recursos hídricos era el de la contaminación de los humedales. Muchas Partes Contratantes padecían ya por la degradación de sus recursos hídricos, así como de sus sitios Ramsar y otros humedales, como consecuencia de las escorrentías de tierras agrícolas y los vertidos industriales. Para prevenir la contaminación, era imprescindible conocer en primer lugar los efectos nocivos de la contaminación tóxica en la naturaleza, incluidos los seres humanos, ya que muchos de los efectos que se estaban empezando a conocer sólo se manifestaban a largo plazo y eran irreversibles. Teniendo en cuenta las nuevas pruebas que indicaban que incluso pequeñas dosis de productos químicos tóxicos podían afectar en forma permanente a las funciones endocrinas esenciales de los seres humanos y de la fauna silvestre, de las que dependen el desarrollo y la reproducción, era preciso renovar la vigilancia para impedir la presencia de sustancias tóxicas en los humedales, con miras a su ulterior eliminación del medio ambiente. [El texto completo de esta presentación se publica, en inglés, en el Volumen 9/12 de estas Actas.]

Reseña de la aplicación de la Convención en la Región de Africa

El Sr. Anderson Koyo (Kenya), Representante Regional para Africa,
53. anunció que el número de Partes Contratantes y sitios designados había aumentado. Si bien la aplicación del concepto de uso racional se había ido extendiendo en la región, los humedales africanos figuraban entre los más amenazados del mundo. En unos pocos sitios se aplicaban planes de gestión y se estaban elaborando planes para otros. Entre agosto y septiembre de 1994 se había celebrado en Nakuru, Kenya, la 1ª Reunión Regional de Ramsar para Africa.

54. La mayoría de los países habían elaborado planes o estrategias nacionales que abarcaban la conservación de los humedales. En una serie de países se habían establecido, o se estaban creando, Comités Nacionales de Ramsar. Muchas Partes Contratantes participaban en actividades de cooperación internacional para especies y humedales compartidos y se habían concertado numerosos acuerdos bilaterales entre países africanos y diversos organismos internacionales tanto gubernamentales como no gubernamentales.

55. Era preciso crear más reservas de humedales en Africa. Casi todas las Partes Contratantes realizaban actividades de capacitación y sensibilización del público. Entre los factores que entorpecían la aplicación de la Convención figuraban la falta de una legislación adecuada, de recursos financieros, de personal calificado y de capacidad técnica, así como de una política eficaz del uso de la tierra. [El texto completo de esta presentación aparece en la página 55.]

El Secretario General
56. anunció que la UNESCO había comunicado que Côte d’Ivoire había pasado a ser la 93ª Parte Contratante.

El Exmo. Sr. Besueri Mulondo, Ministro de Estado, Ministerio de Recursos Naturales (Uganda)
57. señaló que su país había dado a conocer en 1995 su Política Nacional de Conservación y Gestión de los Humedales (cuyo texto estaba a disposición de los participantes en la Conferencia) y ofrecía su asistencia a otras Partes Contratantes que se propusiesen formular políticas en esa esfera. En 1995 también se había promulgado una Ley Nacional del Medio Ambiente, en la que se preveía la protección de los humedales y la formulación de directrices para su gestión. Se estaban llevando a cabo actividades experimentales de demostración del uso racional de humedales en las comunidades locales. La invasión del jacinto acuático había causado graves perjuicios al transporte por agua, así como la pesca, al abastecimiento de agua y a la producción de energía eléctrica, y estaba modificando las características ecológicas de los humedales ribereños. Uganda colaboraba con Kenya, Tanzanía, Rwanda y Burundi en actividades de investigación y gestión así como de lucha contra las malas hierbas acuáticas, en particular el jacinto acuático, en el Lago Victoria.

Ghana
58. indicó que la gestión de cinco de sus seis sitios designados se efectuaba en el marco del Proyecto de Gestión de Humedales Costeros, cuya financiación (7.100.000 dólares EE.UU) procedía del FMAM. Sin embargo, contrariamente a lo que se indicaba en el Informe sobre la Región de Africa, esta financiación no incluía a un sitio Ramsar transfronterizo. Se estaban llevando a cabo negociaciones con Côte d’Ivoire para la gestión conjunta del sitio compartido Abby Lagoon. Si bien la estrategia de uso racional de Ghana preveía la habilitación de las comunidades locales para que se encargasen de la gestión de sus recursos de humedales, la pobreza de esas comunidades, que debían recurrir a los humedales para satisfacer sus necesidades sociales y económicas, entorpecía el logro de ese objetivo. Para resolver estos problemas era importante abordar los programas desde una perspectiva multidisciplinaria, como la esbozada en el Plan Estratégico 1997-2002. Era necesario que las instituciones donantes internacionales coordinasen sus políticas, proyectos y actividades en la esfera de la rehabilitación, el desarrollo y la gestión de los humedales. Ghana había prohibido que se siguiera construyendo una urbanización que afectaba a una parte del sitio Ramsar Delta del Densu.

El Senegal
59. señaló que en el sitio Ramsar Djoudj se estaba aplicando un plan quinquenal de gestión que contaba con el apoyo financiero del Gobierno de los Países Bajos y la asistencia de la UICN. La cooperación era importante para abordar la cuestión de los sitios trans-fronterizos y próximamente se firmaría un memorando de entendimiento con Mauritania sobre los parques nacionales de Djoudj y Diawling. Gracias al apoyo de la UICN se había establecido una red nacional de humedales, incluidos los sitios Ramsar, y el recuento de aves acuáticas se llevaba a cabo con asistencia internacional. En Djoudj se habían celebrado seminarios subregionales de capacitación y sobre cuestiones técnicas.

Sudáfrica
60. anunció que, después de siete años de debates y estudios de impacto ambiental, se había decidido prohibir las actividades mineras en el sitio Ramsar St Lucia, y pidió que ese sitio se excluyese del Registro de Montreux. En aplicación de la recomendación formulada por la misión del Procedimiento de Monitoreo de 1992, se aplicaría una estrategia integrada de planificación del desarrollo y el uso de la tierra en toda la región. Sudáfrica agradecía el valioso apoyo recibido de la comunidad de Ramsar mediante el mecanismo del Registro de Montreux y el Procedimiento de Monitoreo. Se preveía designar otros tres humedales para la Lista y dos de ellos podrían ampliarse a los territorios de Mozambique y Lesotho, respectivamente, una vez que estos países se adheriesen a la Convención. Sudáfrica también expresó su agradecimiento por la ayuda recibida de la Oficina de Ramsar en el curso de los debates acerca del sitio Langebaan.

El Zaire
61. señaló que se había adherido a la Convención poco tiempo antes de la Conferencia. El 47% del territorio del Zaire está cubierto por densos bosques tropicales. Existen siete parques nacionales, incluido el sitio Ramsar Virunga. En colaboración con el PNUD se estaba elaborando un plan nacional de gestión del medio ambiente. Al haberse convertido en Parte Contratante, el Zaire estaba interesado en recibir apoyo de Ramsar para realizar un inventario nacional de humedales, como base para elaborar una política nacional.

Kenya
62. agradeció al Gobierno de los Países Bajos por su apoyo al Programa de Capacitación y Conservación de Humedales, sobre cuya base se elaboraría una política nacional de humedales. Asimismo, dio las gracias al Gobierno del Japón por la ampliación y rehabilitación de la planta depuradora de la localidad de Nakuru. Otro proyecto, elaborado conjuntamente con el WWF se concentraba en la cuenca de captación del Lago Nakuru y se preveía elaborar un plan de gestión basado en la comunidad para el Lago Naivasha. Se había concertado un acuerto tripartito con Uganda y Tanzanía para la conservación del Lago Victoria, que beneficiaba a millones de personas.

Guinea-Bisau
63. indicó que para poder designar sitios Ramsar, debía recibir ayuda del Fondo para la Conservación de los Humedales. La UICN le prestaba asistencia desde 1988, en particular para la gestión de las zonas costeras. Si recibía ayuda adicional, ese país podría designar algunos de sus parques nacionales como sitios Ramsar.

Gabón
64. señalo que, hasta entonces, la aplicación de la Convención había sido muy limitada. Aún se estaba estudiando la aplicación de la legislación aprobada en 1987. El WWF había contribuido a la contratación de guardas en tres sitios Ramsar. Gracias al apoyo técnico del WWF, el GTZ (Alemania) y el Gobierno de Francia se estaban aplicando planes de gestión en dos sitios.

Togo
65. se había adherido recientemente a la Convención y estaba interesado en aprovechar los conocimientos técnicos que ofrecía el sistema de Ramsar. Ese país no disponía de recursos para dedicarlos a programas de formación y educación o a las actividades de vigilancia necesarios para evaluar los humedales que podrían incluirse en la Lista Ramsar, y agradeció a la Oficina que hubiera financiado el inventario y el trazado de los mapas de los dos sitios designados.

Côte d’Ivoire
66. dio las gracias a la Oficina, por los esfuerzos que había desplegado desde la conferencia celebrada en Regina (1987) para facilitar la adhesión de Côte d’Ivoire como Parte Contratante. El 6-8% de la superficie del país corresponde a ocho parques y tres reservas nacionales. El nuevo sitio Ramsar merece la atención internacional y se precisará asistencia global para incluir otros sitios en la Lista.

Mauritania
67. dijo que Banc d’Arguin era el más valioso de los humedales del país, una importante reserva de recursos pesqueros, sumamente productiva, y hábitat de aves acuáticas. Ese país agradeció al Sr. Luc Hoffman, a las ONG y a los Gobiernos su apoyo a las actividades de conservación. Anunció que designaría otros tres sitios para su inclusión en la Lista Ramsar.

Tanzanía
68. describió dos sitios de humedales y anunció que prácticamente había finalizado los trámites necesarios para su adhesión a la Convención.

Etiopía
69. señaló que asistía a la Conferencia para ampliar sus conocimientos sobre Ramsar, evaluar las obligaciones y trasmitir las múltiples ventajas que supondría la adhesión. El Gobierno era favorable a la adhesión y ya había seleccionado posibles sitios Ramsar.

El Camerún
70. señaló que la UICN, el WWF y el FMAM estabán ayudando a combatir las amenazas a que estaban expuestos sus humedales y apoyó el plan estratégico que, a su juicio, era el mejor medio para abordar esa árdua tarea. Expresó su intención de adherirse pronto a la Convención.

El Dr. Manuel David Mendes, Secretario del Medio Ambiente (Angola),
71. dijo que, después de 30 años de guerra, se estaba iniciando una era de paz. En ese país, la gestión de los humedales no era viable debido a la presencia de minas. La guerra había destruido toda la infraestructura y la mayor parte de las carreteras de acceso a los humedales eran muy peligrosas ya que el desorden reinante obstaculizaba todo esfuerzo para resolver el problema de las minas. Angola pidió a la Conferencia que se le prestase ayuda para elaborar un estudio/inventario sobre el estado actual de los humedales y su diversidad biológica.

Zimbabwe
72. expresó su apoyo a los objetivos de la Convención de Ramsar e indicó que había tomado ya la decisión de adherirse a la misma, que estaba preparando la documentación pertinente y que tenía la certeza de que pasaría a ser Parte Contratante antes de la Séptima Conferencia.

Malí
73. señaló que atribuía importancia a la conservación de los humedales. Dado que carecía de recursos humanos y financieros para examinar y designar nuevos sitios, aprovechaba la oportunidad para pedir ayuda a otros países participantes en la presente reunión.

Zambia
74. señaló la importancia de sus múltiples humedales, en particular como fuentes de dos de los principales ríos africanos: el Zambesi y el Congo o Zaire. Zambia había establecido un Grupo de Trabajo sobre Humedales, que dependía del Consejo de Medio Ambiente y estaba encargado de formular una política nacional de humedales, cuya presentación se preveía para finales de 1996. Zambia dio las gracias al Fondo para la Conservación de los Humedales por la ayuda prestada para determinar la situación de los recursos naturales del pantano de Lukanga, propuesto como sitio Ramsar; también expresó su reconocimiento por la asistencia recibida de la Unión Europea, los Países Bajos, el WWF y la UICN para realizar actividades relacionadas con los humedales. Zambia se comprometió a aplicar la totalidad, o la mayor parte, de las resoluciones y recomendaciones de la presente CdP antes de la próxima Reunión.

Reseña de la aplicación de la Convención en la Región Neotropical

El Ing. Roberto Cal (Uruguay), Representante Regional del Neotrópico,
75. señaló el firme compromiso de la región, demostrado por el número de nuevos sitios incluídos en la Lista desde la Reunión de Kushiro, y también expuso el gran desafío que suponía la conservación, en particular, debido a la pobreza, la degradación, las actividades industriales y el turismo. Explicó que esta región, tal como la delimitaba Ramsar, ofrecía una gran diversidad y quizás algún día tendría que dividirse en dos. El concepto de uso racional había resultado muy útil. También evocó la figura de la Sra. Jeannette Kawas en Honduras, que dio su vida por la conservación y el uso racional de los humedales. Subrayó la importancia que tenía el Fondo de Conservación para los Humedales en la región, a pesar de que sus recursos no bastaban para atender todas las necesidades y era preciso reforzarlo. Señaló a la atención el proyecto "Humedales para el Futuro" financiado por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre y el Departamento de Estado de los Estados Unidos, en el marco de las actividades del 25º aniversario. Mencionó que en la Ronda Uruguay del GATT se había abordado la cuestión del desarrollo sostenible. El Comité de la OMC que se ocupaba de las relaciones entre comercio y medio ambiente quizás podría facilitar la supresión de los obstáculos comerciales o de otro tipo que dificultaban el intercambio de productos obtenidos de humedales sujetos a un uso sostenible. Expresó su agradecimiento a los estados miembros de la región. [El texto completo de esta presentación aparece en la página 72.)

La Argentina
76. reconoció la necesidad de fortalecer la acción de la Convención de Ramsar, e indicó que su Comité Nacional establecería un programa para los humedales en ese país sobre la base del cual se elaboraría un Plan Estratégico. La Argentina suscribió la importancia que atribuía el Secretario General al uso sostenible y, en particular, a la cuestión de la escasez del agua. Se comprometió a asumir los desafíos que se lanzaban en la presente reunión.

Bolivia
77. señaló que la Laguna Colorada ya no figuraba en el Registro de Montreux porque se había detenido el proyecto de producción de energía geotérmica. En su país había quince zonas protegidas, a las que pronto se añadirían otras ocho, algunas de las cuales contaban con planes de gestión. En una zona se había concertado un acuerdo de gestión con las poblaciones indígenas. Con la asistencia de la Oficina se estaba estudiando la posibilidad de designar otros tres sitios, uno de ellos juntamente con el Perú: el lago Titicaca, que se convertiría pronto en un sitio Ramsar.

El Brasil
78. reiteró que el libre comercio era fundamental para la conservación de los humedales, ya que suprimía los obstáculos al comercio de los productos de ellos obtenidos. Instó a la conferencia a que hiciese llegar una indicación a este respecto al Comité de Comercio y Medio Ambiente de la Organización Mundial del Comercio.

El Sr. Marco Antonio González, Viceministro de Medio Ambiente y Energía (Costa Rica),
79. dijo que el 25% de la superficie de su país estaba dedicado a la conservación en 116 zonas protegidas y existían cinco sitios Ramsar. Anunció en la reunión su sexto sitio Ramsar. Existían sitios transfronterizos con Nicaragua y Panamá. Costa Rica tenía el propósito de crear una red nacional de humedales en asociación con las comunidades locales. Con la ayuda de la UICN y la asistencia financiera de los Países Bajos se elaboró una estrategia nacional para la conservación de los humedales.

El Perú
80. contaba con tres sitios Ramsar y había presentado fichas informativas para otros cuatro, gracias a la asistencia del Fondo para la Conservación de los Humedales. También había adoptado un plan estratégico y un plan de acción. El Perú deseaba agradecer la asistencia financiera del Departamento de Estado de los Estados Unidos que había permitido la elaboración del plan de Paracas.

Trinidad y Tabago
81. se refirió el Procedimiento de Monitoreo aplicado recientemente en el pantano de Nariva y, debido a los resultados satisfactorios obtenidos, recomendó a las otras Partes que utilizaran ese instrumento

Chile
82. estaba elaborando una política nacional sobre humedales, en virtud de la cual se crearía un Comité Nacional de Humedales. Preveía designar cinco sitios de tierras altas, gracias a la financiación del Fondo para la Conservación de los Humedales, y quizás otros tres sitios boscosos y uno en la Isla de Pascua.

El Dr. Carlos Medina, Ministro del Medio Ambiente (Honduras),
83. anunció la designación del tercer sitio Ramsar de Honduras. Propuso que la Convención revisara la definición de humedales a fin de asignar a los seres humanos la misma importancia que a la fauna y la flora. Resultaba difícil convencer a la gente de que conservara los humedales para proteger su fauna cuando ellos vivían al borde de la miseria. La pobreza era la principal causa de la desaparición de los humedales. Todos los sitios Ramsar deberían contar con un plan de gestión, los países más ricos deberían formar asociaciones con países en desarrollo y la Convención debería fijar directrices al respecto.

Panamá
84. había realizado muchos progresos al elaborar políticas para incluir los humedales en la planificación del uso de las tierras, en asociación con las comunidades locales. La Reunión Regional celebrada en Panamá fué muy importante y ese país señaló que acogería favorablemente las iniciativas de cooperación que ofrecieran otras Partes Contratantes y organizaciones.

Suriname
85. señaló que había incluido un sitio en la Lista y otros dos se hallaban en las etapas finales de los trámites de designación. Agradeció al Gobierno de Francia su asistencia para el desarrollo de un plan de gestión destinado a su sitio Ramsar y al Servicio de Vida Silvestre del Canadá por otra ayuda prestada.

Guatemala
86. señaló que en el segundo sitio designado era significativa la participación de las mujeres en la gestión local. Las mujeres desempeñaban una importante función en todo el mundo. Anunció que designaba su tercer sitio, en consulta con las comunidades locales y también con la participación de mujeres. Instó a que se incrementara la cooperación en la región.

Venezuela
87. anunció la designacíon de cuatro nuevos sitios, con lo que el total de humedales inscritos se elevaría a cinco. El Comité Nacional de Ramsar había examinando 36 zonas protegidas y había elegido esas cuatro porque, al disponer ya de planes, contaban con una mejor gestión.

El Ecuador
88. convino en que la pobreza, los obstáculos al comercio y la insuficiente asistencia técnica y financiera eran los verdaderos problemas.

Colombia
89. señaló que tan sólo desde fecha muy reciente contaba con un Departamento del Medio Ambiente fuerte. Celebró el hecho de que en esta Convención, a diferencia de muchas otras, los gobiernos y las ONG parecían miembros de la misma familia.

Nicaragua
90. señaló que estaba totalmente decidida a firmar la Convención en breve, ya que sus humedales eran zonas fundamentales de enlace para la diversidad biológica, tanto entre el Sur y el Norte de América como entre el Atlántico y el Pacífico. Prometió convertirse en Parte Contratante antes de la 7ª Reunión.

El WWF
91. señaló que el río Cruces de Chile podía verse amenazado por un cambio en sus características ecológicas debido a que se había previsto instalar una papelera aguas arriba, para la cual sería necesario introducir árboles de especies exóticas. El WWF instó a que la cuestión se estudiase más a fondo y se anulase ese proyecto industrial.

Reseña de la aplicación de la Convención a la Región de América del Norte

El Sr. Humberto Berlanga (México)
92. resumió la información que figuraba en los Informes Nacionales y en el documento INFO 6.11 y señaló que, con los nueve sitios de la región designados desde la Reunión de Kushiro, el total ascendía a 52. Gracias a las mejoras debidas al plan de gestión respaldado por el FMAM, Ría Lagartos debía suprimirse del Registro de Montreux. [El texto completo de esta presentación aparece en la página 76.)


Notas de la Tercera Sesión Plenaria

celebrada el 21 de marzo, de 09.00 a 17.30 horas

Tema X del Orden del Día: Examen de la aplicación de la Convención en cada región (continuación)

Reseña de la aplicación de la Convención en Europa Oriental

Louise Lakos (Hungría), Representante Regional para Europa Oriental,
93. señaló que desde la celebración de la conferencia de Kushiro seis estados se habían adherido a la Convención (Albania, Armenia, Estonia, Letonia, Lituania y la ex República Yugoslava de Macedonia), con lo que el número de Partes Contratantes se elevaba a 16 y el de sitios Ramsar a 97. Con frecuencia los sitios estaban amenazados por actividades humanas. Se habían elaborado planes de gestión para muchos sitios y, al parecer, los más eficaces solían ser los preparados con asistencia internacional.

94. El éxito dependía de tres factores decisivos: a) el compromiso expreso de todo el Gobierno, lo que significaba que las autoridades encargadas del medio ambiente debían conseguir que participaran también los ministerios de hacienda, privatizaciones, etc.; b) la existencia de incentivos financieros apropiados para el sector privado; y c) la cooperación y asociación, incluso con ONG, en la esfera de las comunicaciones. Era necesario prestar asistencia técnica y financiera.

95. Era conveniente que las actividades de sensibilización del público se realizaran en los idiomas nacionales y los materiales de Ramsar debían ser comprensibles para la población. En la región se percibía a Ramsar como un instrumento eficaz y una norma internacional a la que cabía referirse.

96. La división que establecía Ramsar entre las regiones de Europa Oriental y Europa Occidental no obedecía a criterios geográficos o políticos, aunque existían diferencias en el plano de la economía. Era necesario profundizar en la cuestión y, tal vez, revisar todo el sistema regional de Ramsar. [El texto completo de esta presentación aparece en la página 68.)

Rumania
97. señaló que, con el apoyo del Banco Mundial y del FMAM, estaba ultimando su Estrategia y Plan de Acción Nacionales sobre la diversidad biológica y el uso sostenible, que abarcaría todas las acciones necesarias para garantizar la conservación y el uso racional de los humedales. Se habían registrado avances en materia de mecanismos jurídicos. Rumania tenía 30 humedales importantes en la zona del delta del Danubio y muchos de ellos reunían los requisitos para ser incluídos en la Lista Ramsar. Rumania preveía designar proximamente uno de esos humedales, al que, probablemente, se sumarían otros.

Armenia
98. comunicó que, al igual que en toda Europa Oriental, el principal problema radicaba en las dificultades económicas. La utilización del agua para generar energía eléctrica había provocado un descenso de 1, 2 m en el nivel del lago Sevan. El Ministerio del Medio Ambiente estaba interesado en aprovechar las oportunidades de cooperación bilateral y ya había dado los primeros pasos para establecerla, en particular con países vecinos.

Croacia
99. expuso las medidas que se habían adoptado recientemente para resolver problemas surgidos en varios sitios Ramsar. El sitio Crna Mlaka se había privatizado, pero las conversaciones con el nuevo propietario ya estaban avanzadas. Si bien, debido a la situación política, las autoridades croatas aún no tenían acceso al sitio Kopacki Rit cabía confiar en una pronta solución.

Hungría
100. destacó los problemas especiales con que tropezaban los países con economías en transición, en particular los relacionados con la privatización. En algunos de los sitios Ramsar mejor conservados había viveros de peces y era necesario extremar esfuerzos para evitar que los organismos de privatización los vendieran a empresarios, o para impartir formación adecuada a los productores; Ramsar era un instrumento muy eficaz para abordar esas actividades. El año anterior se había establecido un Comité Nacional de Ramsar. En enero se habían propuesto varios sitios nuevos y el Gobierno estaba analizando esa cuestión; en caso de que se adoptase una decisión positiva, la superficie y el número de los sitios Ramsar en Hungría se incrementarían en un 40%.

Polonia
101. señaló que se habían registrado progresos muy positivos en Siedem Wysp, sitio incluido en el Registro de Montreux desde 1990. En 1995, se habían efectuado tres nuevas designaciones de sitios y una ampliación.

Bulgaria
102. era Parte en la Convención desde hacía 20 años y tenía cuatro sitios. Bulgaria expresó reconocimiento por la ayuda recibida de sus asociados – Suiza, Mónaco, Francia, el Banco Mundial y la Oficina de Ramsar – en varios proyectos y destacó la elaboración, con el apoyo de Francia y la Oficina, de su Plan de Acción Nacional en 1993. El hecho de ser Parte Contratante suponía una ventaja en las relaciones del Gobierno con los propietarios privados. Se anunció la designación de un nuevo sitio: el lago Shabla.

Letonia (también en representación de Lituania)
103. expresó su disposición a cooperar en las actividades de conservación y uso racional de los humedales.

Albania
104. expuso los problemas ambientales persistentes en la etapa de transición de la economía de planificación centralizada al sistema de mercado e indicó la necesidad de elaborar un plan de gestión integrado para su zona costera. Destacó varios proyectos financiados por el PNUMA y el Banco Mundial y describió las actividades de planificación de la gestión del primer sitio Ramsar de Albania. La financiación del FMAM había permitido mantener la cooperación entre Albania y la ex República Yugoslava de Macedonia en sitios compartidos; esta política se estaba aplicando también en los humedales compartidos con Grecia y Yugoslavia.

Ucrania
105. anunció que el Consejo de Ministros había identificado 22 humedales potencialmente importantes y que se habían seleccionado cuatro sitios para la Lista Ramsar. Ucrania estaba decidida a firmar la Convención como nuevo estado independiente.

La República Checa
106. evocó la memoria del Sr. Jiri Janda, fallecido en mayo de 1994 y principal propulsor de la inclusión de los cinco nuevos sitios de la República Checa designados para la Lista con posterioridad a la Conferencia de Kushiro. Los nueve sitios Ramsar del país presentaban un buen equilibrio: tres turberas, tres llanuras aluviales y tres viveros de peces. La República Checa tropezaba también con el mismo problema que Hungría, a saber, la privatización. Tal vez la traducción al inglés de la legislación checa en esta materia podría resultar útil para otras Partes Contratantes.

Azerbaiyán
107. describió dos sitios importantes y las amenazas a que estaban expuestos e hizo hincapié en la necesidad de obtener asistencia multilateral. Desde 1978 había subido el nivel del Mar Caspio y el país no contaba con el equipo básico necesario. Se pidió la ayuda de todos los países. Si bien Azerbaiyán deseaba participar en Ramsar, sólo podría hacerlo si recibía ayuda financiera.

La Australian Marine Conservation Society
108. señaló que, debido a la estructura temática de los informes nacionales, resultaba muy difícil evaluar la situación de los distintos sitios. Recomendó que se la modificase manteniendo toda la información que ya contenían, pero introduciendo cambios para facilitar dicha evaluación. Propuso crear un grupo de trabajo para abordar este problema y ofreció su asistencia.

La ex República Yugolava de Macedonia
109. señaló que entre 1976 y 1991 había formado parte de Yugoslavia y que durante ese período no existía ningún organismo de aplicación. Posteriormente, en 1994, se había creado, con la ayuda de la Sociedad de Estudio y Protección de las aves de Macedonia y por iniciativa de BirdLife International, un Comité Nacional de Ramsar.

Australia
110. apoyó la propuesta de la Australian Marine Conservation Society e instó al Comité Permanente a que revisase la estructura de los informes nacionales, a fin de incluir, en particular, las opiniones de las ONG, y que informase al respecto a la Séptima Conferencia de las Partes Contratantes en 1999.

Reseña de la aplicación de la Convención en Europa Occidental

El Dr. Fritz Dieterich (Alemania), Representante Regional para Europa Occidental,
111. describió la situación en Europa Occidental desde la celebración de la Conferencia de Kushiro y destacó el espíritu de cooperación que existía en Europa, en particular en materia de gestión transfronteriza. A ese respecto mencionó la Secretaría Común del Mar de Wadden, así como los acuerdos concertados entre Alemania y Polonia para la gestión de sitios transfronterizos y los acuerdos de gestión para sitios ubicados a lo largo de los ríos Rin, Danubio y Elba. [El texto completo de esta presentación aparece en la página 84.]

Islandia
112. resumió los acontecimientos registrados desde la presentación de su informe nacional. Se había seleccionado un nuevo sitio Ramsar y el Ministerio de Asuntos Exteriores estaba tramitando su designación. En el marco de una nueva política de conservación, se había adoptado la decisión de restaurar varios humedales con la colaboración del Ministerio del Medio Ambiente, el Ministerio de Agricultura, el Consejo de Conservación de la Naturaleza de Islandia y la Sociedad Islandesa de Protección de las Aves.

Suiza
113. anunció la difusión, con ocasión del 25º Aniversario, de una publicación sobre los sitios Ramsar de ese país, y recordó a los delegados que podían visitar la exposición fotográfica sobre los pantanos suizos.

Francia
114. describió su participación en el programa MedHum: fase I (financiada por los programas ACNAT y LIFE de la Unión Europea), en la que se definieron los instrumentos metodológicos con la participación de los gobiernos de Europa Meridional, diversas ONG y la Oficina de Ramsar; se estaba empezando a ejecutar la siguiente fase del programa, financiada por el proyecto LIFE, que contaría con la participación de otros países mediterráneos. Francia había intervenido en particular en la ejecución de los componentes de información pública y capacitación, principalmente con la Station Biologique de la Tour du Valat, y había editado una serie de folletos destinados al público sobre todos los sitios Ramsar. Estaba a punto de designar otros nueve sitios y, próximamente, la legislación francesa asignaría prioridad a los humedales.

Italia
115. señaló que también participaba activamente en la iniciativa MedHum y que en junio se celebraría una importante conferencia en Venecia a fin de analizar un proyecto de plan estratégico para los humedales de la región del Mediterráneo, basado en el Plan Estratégico de Ramsar.

Malta
116. comunicó que a principios de ese año había designado un nuevo sitio, de manera que ya contaba con dos.

Bélgica
117. señaló que, si bien aún no había ratificado el Protocolo de París y las Enmiendas de Regina, confiaba en hacerlo próximamente. Se estaba preparando la designación de nuevos sitios y se habían tomado medidas eficaces en el Scheldt, sitio incluido en el Registro de Montreux. Bélgica expresó particular preocupación por las amenazas a que estaban expuestas las praderas húmedas y recomendó que la Convención les prestase más atención. Anunció la contribución adicional y voluntaria de 8.000 FS.

Portugal
118. se refirió a sus dos sitios Ramsar y anunció que el 15 de marzo había remitido por vía diplomatica fichas informativas sobre siete nuevos sitios.

Austria
119. había empezado a elaborar una política nacional de humedales, cuyo primer paso consistiría en publicar un inventario de humedales. La elaboración de la estrategia estaría a cargo del WWF Austria. El proyecto LIFE contribuiría al estudio de todos los posibles sitios Ramsar. Se preveía designar un nuevo sitio antes del final de 1996 y otros dos en 1997. Austria invitó a los países vecinos y a la Oficina a que asistiesen a la reunión del Comité Permanente de su Comité Nacional de Humedales.

120. Austria apoyaba la propuesta de modificar la estructura de los informes nacionales formulada anteriormente, en particular con respecto a la inclusión de las opiniones de las ONG.

Israel
121. anunció que estaba a punto de concluir el proceso de ratificación, que se concretaría en junio con la designación de dos sitios, incluidas las partes recientemente restauradas del lago Hula, desecado en el decenio de 1950.

Turquía
122. anunció que se había completado un inventario nacional de humedales, 81 de los cuales eran de importancia internacional. Se estaba estudiando la posibilidad de establecer un Comité Nacional que se encargaría de coordinar las actividades de los distintos organismos y en el que podrían participar las universidades. Turquía estaba interesada en aprovechar las oportunidades de cooperación internacional y en 1996 acogería una reunión de MedHum.

El Reino Unido
123. observó que, desde la presentación de su informe nacional en agosto de 1995, el número de sitios había aumentado de 91 a 102, incluido Mai Po en Hong Kong. La respuesta del Gobierno al informe del Procedimiento de Monitoreo sobre el estuario del Dee indicaba que era muy consciente de sus obligaciones con arreglo a la Convención.

Grecia
124. se excusó por la demora en la presentación de su informe nacional. En conferencias anteriores se habían formulado recomendaciones relativas a los sitios de Grecia: ya se habían presentado mapas para siete de esos sitios y los restantes se entregarían a finales de 1996. Se había emitido un decreto ministerial conjunto para la gestión de tres sitios y se estaba tramitando la firma de otros tres decretos. Se había concertado un acuerdo de gestión para la vigilancia de ocho sitios, con inclusión de centros de atención al público y un servicio de asesoramiento para las poblaciones locales.

125. Grecia había hecho todo lo posible para garantizar que el proyecto Acheloos no socavase la función de conservación de los humedales de Messolonghi; se había decidido revisar la decisión inicial y reducir en un 50% el caudal de agua que se desviaría hacia la llanura de Tesalia. Grecia participaba en el proyecto MedHum. En sus políticas nacionales se preverán actividades de sensibilización del público y la financiación de operaciones de ONG con fondos recaudados mediante un impuesto sobre la gasolina. Se estaba creando un Comité Nacional de Ramsar en el que participarían diversas ONG y universidades. Grecia y Bulgaria habían firmado un memorando de entendimiento sobre los Nestos. Grecia confiaba en que la Conferencia reconocería los considerables progresos que había realizado y tenía la intención de redoblar sus esfuerzos en el próximo trienio. Grecia anunció que, con ocasión del 25º aniversario haría una contribución de 8.000 FS.

Noruega
126. anunció que tres días antes su embajada en Berna había comunicado a la Oficina la designación de otros nueve sitios, lo que representaba un incremento del 300% en la superficie abarcada. Dos de esos sitios eran turberas, una de ellas compartida con Rusia. En Akersvika, zona adyacente al lugar en que se celebraron los Juegos Olímpicos de Invierno, se habían adoptado importantes medidas para garantizar la protección del sitio Ramsar.

Alemania
127. describió su interesante proyecto conjunto con Francia destinado a establecer un sitio Ramsar en las zonas ribereñas ubicadas a lo largo de 190 kilómetros del curso superior del Rin, que, pese a tener una gran densidad de población y estar sujetas a una intensa actividad humana, seguían siendo muy importantes para las especies migratorias y atesoraban una considerable riqueza biológica.

El WWF
128. sostuvo que, al designar el sitio Neusiedlersee, Seewinkel & Hanság, Austria había indicado, al parecer, una superficie mucho mayor de la que el sitio tenía en realidad.

129. Reconoció que, si bien Grecia había aplicado medidas positivas en sus 11 sitios, todos ellos aún estaban expuestos a graves amenazas y seguían degradándose. Acogió con satisfacción la presentación de mapas de sitios pero expresó su deseo de que se facilitasen también planes de gestión. Sostuvo que la reciente EIA sobre el proyecto Acheloos, favorable a la construcción de la presa, no era fiable ni objetiva. Antes del final de la Conferencia se distribuiría el informe del WWF sobre los humedales de Grecia.

BirdLife International
130. sostuvo que era imposible evaluar los progresos alcanzados si las Partes no presentaban los informes nacionales en los plazos previstos. Grecia, Irlanda y España no habían enviado sus informes a tiempo para que se incluyeran en la reseña regional. Así, Grecia había privado a la Conferencia de la posibilidad de determinar si se había aplicado la recomendación de Kushiro. Las declaraciones ministeriales de Grecia habían perdido vigencia, creando un vacío legal. La presentación de informes nacionales era clave y el sistema previsto a tal efecto no resultaba eficaz. BirdLife International instó al Comité Permanente y a la Oficina a que abordasen este problema.

El Secretario General
131. dijo que entendía la decepción provocada por la presentación tardía de algunos informes, pero hizo notar que si bien algunos se habían presentado con retraso, por primera vez todas las Partes Contratantes habían presentado informes. Quedaba mucho por hacer, pero los progresos logrados eran alentadores.

La República de Corea
132. dijo que estaba promoviendo la participación de las comunidades locales y que se adheriría a la Convención una vez que se ultimaran los trámites pertinentes.

El Canadá
133. también se declaró preocupado por los efectos de la estructura actual de los informes nacionales y por lo difícil que era emplearlos, sobre todo en relación con sitios determinados. El Canadá instó a que la se revisara la estructura de los informes de forma que se pusiera de relieve la evolución de cada sitio.

Marruecos
134. dio las gracias a las Partes Contratantes que habían apoyado su labor de conservación, así como a la Unión Europea, a BirdLife International y a la Royal Society for the Protection of Birds, y pidió le siguiesen prestando apoyo.

Directrices de la OCDE para los Organismos de Ayuda

El Dr. Horst Breier, representante de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos,
135. reseñó las Directrices de la OCDE para los Organismos de Ayuda, de reciente publicación; una de ellas guardaba relación con los humedales y otra se refería a las zonas marinas y costeras. Las Directrices reflejaban las opiniones de los donantes, pero recogían también aportaciones de ONG y expertos; las directrices relativas a los humedales habían sido redactadas principalmente por la UICN con aportaciones del personal de Ramsar. El Dr. Breier observó que las actividades de los organismos de ayuda debían ser compatibles con los valores de la conservación. Las directrices iban dirigidas a un amplio público no especializado. Había ejemplares disponibles y durante la Conferencia se daría información más completa al respecto.

Temas para el Futuro: Intervención Especial 3

La Sra. Diane Tarte, de la Australian Marine Conservation Society, y el Dr. Richard Lindsay, del International Mire Conservation Group, presentaron el trabajo titulado "Wetlands in the Coastal Zone and Peatlands – a Key Role for Ramsar" (Humedales de zonas costeras y turberas: la función clave de Ramsar).

136. La Sra. Tarte se refirió al deterioro de los arrecifes coralinos en todo el mundo: hasta el 10% de todos los arrecifes se habían deteriorado de forma irreversible y según los científicos era posible que para el año 2020 desapareciera entre el 20 y el 30% del total; el 60% de los 5.600 millones de habitantes del mundo vivía en zonas costeras. La Iniciativa Internacional de los Arrecifes de Coral (ICRI) se centraba en cuatro grandes temas que servían de base para estrategias regionales: gestión integrada de zonas costeras; aumento de la capacidad; investigación y vigilancia; y examen y evaluación de actividades de gestión. Sin embargo, la ICRI no contaba con una convención intergubernamental que sirviera de marco para instituir una serie de iniciativas relacionadas con políticas y programas y opciones de financiación. Ramsar, que hacía referencia a los arrecifes coralinos explícitamente, podía proporcionar ese marco; si se aprobaban los proyectos de recomendación 7 y 8, que la Conferencia tenía ante sí, los arrecifes de coral y los humedales de marea ocuparían el sitio que les correspondía en el sistema de humedales de Ramsar. [El texto completo de esta presentación se publica, en inglés, en el Volumen 9/12 de estas Actas.]

137. El Dr. Lindsay dio cuenta de las conclusiones de un seminario sobre turberas celebrado antes de la Conferencia. Pese a que las turberas tenían una superficie total de 400 millones de hectáreas y que representaban el 50% de los humedales interiores y de agua dulce del mundo, las turberas eran el hábitat dominante de tan sólo 75 de los 778 sitios que figuraban en la Lista de Ramsar en diciembre de 1995. Su superficie total de 3 millones de hectáreas, mientras que la superficie total de todos los sitios Ramsar era de 52 millones de hectáreas. En el seminario se determinó un área a la que Ramsar podía prestar una atención especial con resultados eficaces. Uno de los proyectos de recomendación destacaba que las turberas habían estado insuficientemente representadas tanto en la Lista como en las medidas de Ramsar y que la necesidad de incrementar los esfuerzos en este ámbito se reconocía expresamente en la Acción 6.2.3 del proyecto de Plan Estratégico. [El texto completo de esta presentación se publica, en inglés, en el Volumen 9/12 de estas Actas.]

Punto XI del orden del día: Plan Estratégico, Programa y Presupuesto

[Nota: El Plan estratégico fue presentado con antelación. Ver los párrafos 23 y 24.]

Plan de Trabajo de la Oficina para1997-2002

El Secretario General
138. presentó el Programa Trienal 1997-1999 (DOC.6.15). El Programa se basaba en la hipótesis optimista de que el presupuesto se incrementaría en un 49%, lo que haría posible cubrir el puesto de Oficial de Asistencia para el Desarrollo. En el documento se indicaban los recursos que harían falta para llevar a cabo cada una de las acciones encomendadas a la Oficina en el Programa. El Programa se modificaría en consonancia con los cambios que se introdujeran en el Presupuesto y el proyecto de Plan Estratégico.

139. Explicó cómo se habían justificado los gastos que habría que efectuar para llevar a cabo cada parte del Plan Estratégico. La cifra de 100 francos suizos por hora se había calculado dividiendo el presupuesto total por el número de semanas/año y no abarcaba únicamente los sueldos, sino también los gastos de viaje, locales, fotocopiado y todos los gastos fijos. No se trataba de un documento científico, sino de un método para hacer un cálculo aproximado del costo de las actividades y asignar horas de trabajo de personal.

Malasia
140. hizo notar que al parecer las tareas previstas se superponían en muchos casos y propuso que se creara un pequeño grupo encargado de racionalizar algunos gastos y de asignarles prioridades para tratar de reducirlos en algún grado.

Austria
141. preguntó cuál era el costo real de una hora de trabajo y el Secretario General le recordó que esas "horas" abarcaban tanto los gastos fijos como los sueldos. No era tan importante hacer una estimación aproximada de los costos reales de las actividades como determinar sus costos relativos.

Examen del proyecto de Plan Estratégico

Rumania
142. pidió información técnica sobre las prescripciones en materia de presentación de datos contenidas en el proyecto de Plan Estratégico, pues en ese país se estaban fijando parámetros para su recopilación. Pidió a la Oficina que le facilitara información y materiales sobre enseñanza y sensibilización del público que sirvieran de modelo para los centros de atención al público de los sitios de Rumania.

Los Países Bajos
143. opinaron que todos los elementos del Plan eran importantes, pero que debía asignarse más prioridad a cuatro objetivos generales, a saber, los objetivos 2 (uso racional), 4 (aumento de la capacidad), 5 (garantizar la conservación) y 7 (cooperación y asistencia).

Bélgica
144. dijo que la palabra "investigación" no se mencionaba en los objetivos del Plan y preguntó si ese concepto quedaba comprendido en el de capacitación.

Noruega
145. opinó que se habría tenido que dar más importancia a la cooperación nacional en varios sectores y que debió indicarse cómo las políticas de humedales se podían integrar en las políticas de diversidad biológica. Además, debió indicarse cómo hacer frente a los factores destructivos a nivel nacional. Exortó a que en la CdP en curso se creara un grupo encargado de introducir los cambios necesarios.

El Brasil
146. celebró los esfuerzos por incorporar las conclusiones de la Conferencia de Rio, acogió con satisfacción la importancia que el Plan daba a la transferencia de tecnología y recursos a los países en desarrollo y se declaró partidario de asignar prioridad a los objetivos 2, 4 y 7. Pidió que se hiciera más hincapié en la cooperación con el Convenio sobre la diversidad biológica, especialmente en lo que se refería al reparto equitativo de las ventajas resultantes de la utilización de los recursos naturales.

Ecuador
147. opinó que el texto no reflejaba fielmente los propósitos de la Convención; parecía más bien una convención con propósitos nuevos. Si lo que se pretendía era lograr una Convención ideal, sería preciso modificarla. El presupuesto no era suficientemente claro ni preciso y no se habían hecho propuestas sobre como obtener las sumas previstas. Ecuador propuso que, como muestra de compromiso con la Convención, cada Parte estableciera un fondo de contrapartida correspondiente a la asistencia financiera.

La República Islámica del Irán
148. observó que era necesario hacer más hincapié en el Objetivo 4. Además, en el Plan debía asignarse prioridad a la transferencia de los recursos financieros y la tecnología apropiada de los países en desarrollo necesitaban para aplicar el Plan a nivel nacional. Era menester incrementar la coordinación entre Ramsar y el Convenio sobre la diversidad biológica.

Túnez
149. hizo notar que el Objetivo 5 preveía la conservación de todos los sitios incluidos en la Lista, lo que sería difícil de garantizar, y recomendó modificar su redacción.

Venezuela
150. se hizo eco de la intervención del Brasil y subrayó que Ramsar sólo tendría futuro en la medida en que se consiguiera respaldo financiero para el Plan; de lo contrario, éste sólo sería un conjunto de buenas intenciones. En consecuencia, el Objetivo 7 era el más importante.

East African Wildlife Society
151. dio las gracias a los Países Bajos por hacer posible su asistencia y subrayó la necesidad de habilitar, en particular, a las ONG ambientalistas locales, que estaban más capacitados para concentrarse en los problemas ambientales que las poblaciones locales.

Indonesia
152. propuso otros cambios de redacción.

Presidente
153. concluyó que era necesario refinar el proyecto de texto y propuso que el Comité de la Conferencia nombrara un grupo integrado por un representante de cada región a fin que se encargara de acometer esa tarea, teniendo en cuenta las observaciones hechas oralmente y por escrito, con la antelación necesaria para que la Oficina elaborara el proyecto definitivo el 24 de marzo. Habida cuenta de lo mucho que había costado llegar a un consenso tan amplio, no convenía modificar el texto excesivamente. El Plan no debía corresponderse exactamente con el presupuesto; no debía ser más breve que aquél, sino un poco más extenso.

El Brasil
154. destacó que para proceder democráticamente, un pequeño grupo de debate de composición abierta tal vez fuera preferible a un subgrupo cerrado y aceptó la sugerencia del Presidente de que se anunciara la hora de reunión del grupo de forma que pudieran asistir las demás partes interesadas.

El Perú
155. hizo notar que el Objetivo 1 era conseguir que todos los países del mundo se adhirieran a la Convención, pero estimó que el objetivo prioritario debía ser la conservación y el uso racional. El Plan debía especificar una fecha de término de cada acción y su costo, incluido el costo por concepto de vigilancia, seguimiento y evaluación.

Asuntos presupuestarios

El Sr. Graham Donald (Reino Unido), Presidente del Subgrupo de Finanzas,
156. explicó el enfoque adoptado por el Comité Permanente, que proponía aplicar el mandato acordado en la CdP de 1993 para la administración financiera de la Convención en el periodo comprendido entre 1997 y 1999. Informó sobre el avance de las negociaciones relativas al presupuesto central y sobre el nivel de las suscripciones necesarias para financiarlo.

157. Los auditores de la Convención (Price Waterhouse) han recomendado que se establezca un Fondo de Reserva, para el que han propuesto tres fuentes de ingresos: los excedentes obtenidos gracias a la racionalización; las suscripciones pagadas por las Partes Contratantes que hubieran sido consignadas anteriormente como deudas incobrables; los intereses de los fondos recibidos, con la aprobación del donante.

158. Los auditores también recomendaron que se llevara la contabilidad en valores devengados, lo que permitía consignar tanto los gastos como los ingresos en el ejercicio financiero al que se referían.

159. El establecimiento de un Subgrupo de Finanzas con carácter permanente permitiría liberar al Comité Permanente de esa carga, examinar minuciosamente las cuentas de la Convención y facilitar directrices para la utilización del Fondo de Reserva.

160. Si las Partes Contratantes pudieran abonar sus contribuciones en francos suizos, podrían hacerse economías en los trámites administrativos y se evitarían las pérdidas por cambio de divisas, aunque tal vez la legislación de algunas Partes Contratantes no lo permita.

161. El Comité Permanente y el Subgrupo de Finanzas estaban trabajando arduamente para lograr el máximo nivel de consenso respecto del presupuesto. Todavía no se había llegado a un consenso sobre la contribución mínima. El Sr Donald expuso algunas de las consideraciones que, en su opinión, deberían tenerse en cuenta al tomar una decisión sobre el presupuesto.

162. Tras realizar un estudio sobre los mejores medios para fijar la cuantía de las contribuciones, el Comité Permanente recomendó que se utilizara la escala de las Naciones Unidas como base para efectuar los cálculos.

Amigos de la Tierra Internacional
163. expresó gran inquietud por lo difícil que resultaba ponerse de acuerdo para atender las necesidades básicas de la Convención. Se trataba de cantidades muy modestas, si se comparaban con las de otras convenciones e incluso con muchas de las ONG. Pidió a todas las Partes que pusieran el máximo empeño, ya que los resultados serían beneficiosos para todo los países, desarrollados y en desarrollo. Instó a las Partes a que hicieran el mayor esfuerzo posible para aceptar el incremento del 49% del presupuesto central, o un porcentaje lo más cercano posible a ese objetivo. A juicio de Amigos de la Tierra, Ramsar ha demostrado que es una convención fiable y eficaz y merece recibir mayor apoyo.

La República Islámica del Irán
164. señaló que la escala de contribuciones de las Naciones Unidas se ha recalculado con un calendario distinto al de la facturación de Ramsar, y el Secretario General explicó al respecto que la facturación de 1997 sería exacta, pero que no se conocerían las cantidades exactas para los próximos 2 años hasta que se anunciaran los nuevos cálculos de las Naciones Unidas. El monto total del presupuesto se decidiría en esta Conferencia, aunque la contribución de cada Parte para 1998 y 1999 podría experimentar ligeras variaciones.

Trinidad y Tabago
165. sugirió que el Comité Permanente podría estudiar la posibilidad de trasladar la Oficina.

Shortland Wetlands Centre
166. señaló que a las ONG les preocupaba que el Plan Estratégico y el Fondo para la Conservación de los Humedales no obtuvieran suficiente apoyo. Ramsar recibía menos que cualquier organismo de sus características, y el Centro expresó su reconocimiento a la Oficina que con medios tan limitados debía desarrollar una labor tan amplia. Felicitó al Gobierno de Australia por su iniciativa de pedir promesas de contribuciones.

El Brasil, con el apoyo de Venezuela,
167. objetó que la aplicación de la escala de las Naciones Unidas a las contribuciones de Ramsar imponía una pesada carga a algunos países en desarrollo y pidió al Comité Permanente que siguiera buscando alternativas para presentarlas a la próxima Conferencia de las Partes.

El Uruguay
168. señalo que esta cuestión se había estudiado minuciosamente y no se había encontrado una alternativa viable a la escala de contribuciones de las Naciones Unidas. No obstante, se seguirían buscando alternativas viables.

Temas para el Futuro: Intervención especial 4

El Sr. Lew Young, del WWF Hong Kong, presentó la ponencia "Educación y concienciación del público – Nuevos significados en una nueva era"

169. El Sr. Young señaló que en anteriores conferencias sobre la conservación de los humedales se hicieron llamamientos para que, en esa esfera, comenzara a hacerse hincapié en las actividades encaminadas a incrementar la sensibilización del público, la difusión de conocimientos y la comprensión de esta cuestión, así como a la adopción de medidas en las que participe la comunidad. A medida que evoluciona la tecnología de la información, es evidente que han que disponer de una estructura y una organización apropiadas para aprovechar esas oportunidades en beneficio de la conservación de los humedales. El proyecto de Plan Estratégico de la Convención de Ramsar propone claramente que se elabore un programa concertado de educación y sensibilización del público respecto de los humedales. Las medidas propuestas en el Objetivo 3 son el resultado de seminarios y debates celebrados desde la reunión de Kushiro con miras a aumentar la conciencia de los valores y funciones de los humedales en todo el mundo y a todos los niveles. [El texto completo de esta presentación se publica, en inglés, en el Volumen 9/12 de estas Actas.]

Anuncio de promesas de contribuciones al fondo del 25º aniversario

170. En agosto de 1995, el Gobierno australiano invitó a los Gobiernos de todas las Partes Contratantes a que se unieran a Australia y prometieran la aportación de fondos en esta Conferencia con miras a lograr los objetivos del Plan Estratégico. Se decidió dedicar una parte de esta Sesión Plenaria al anuncio de esas promesas.

Los Países Bajos
171. expresaron su reconocimiento por el establecimiento del fondo del 25º aniversario para financiar los objetivos previstos en el proyecto de Plan Estratégico, y anunciaron que en el curso de ese año Wetlands International instalaría su sede regional y su Unidad de coordinación mundial en los Países Bajos. Prometieron un millón de florines neerlandeses anuales durante tres años para financiar proyectos en países en desarrollo y en países con economías en transición. Además, los Países Bajos duplicarán su contribución al Fondo para la Conservación de los Humedales, que pasará de 30 a 60.000 florines anuales durante tres años.

Los Estados Unidos
172. prometieron, además de su contribución voluntaria al presupuesto central, un millón adicional de dólares EEUU durante los próximos 6 años, destinados al Fondo para la Conservación de los Humedales. Durante los últimos dos años, en el marco de un programa elaborado para conmemorar el 25º aniversario de Ramsar, denominado Humedales para el Futuro, se ha iniciado la formación de administradores de humedales en América Latina. En esta actividad se invertirán en total 750.000 dólares.

173. El Instituto Caddo Lake prometió más de 100.000 dólares EE.UU para sus iniciativas relacionadas con Ramsar. El Instituto creará la primera academia regional estadounidense de educación científica en materia de humedales, así como el primer centro regional de Ramsar en los Estados Unidos, que se ubicará en un terreno adyacente al sitio Ramsar Caddo Lake.

174. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional dedicará más de 5 millones de dólares en 1996 a apoyar los principios de la Convención de Ramsar, que se destinarán principalmente a la gestión de las zonas costeras y arrecifes coralinos, así como a las zonas donde las aguas dulces se integran en los ecosistemas costeros.

175. También recibirán fondos adicionales algunas iniciativas del país, basadas en principios Ramsar, entre las que cabe citar la zona Cheyenne Bottoms State, así como los Everglades de Florida, a cuya restauración se dedicarán 1.500 millones de dólares.

Suiza
176. prometió aportar 500.000 francos suizos, probablemente en el plazo de dos años, que se destinarían en particular a facilitar la aplicación del Plan Estratégico y a financiar proyectos recomendados por la Oficina. Suiza se siente orgullosa de que la sede de la Oficina de Ramsar esté en su país y, desde 1988 ha aportado contribuciones que multiplican por cinco la cantidad obligatoria asignada.

El WWF
177. aportará inmediatamente 25.000 francos suizos al Fondo para la Conservación de los Humedales. Durante años, el WWF ha aportado a ese Fondo 50.000 francos, y ha dedicado 50 millones a actividades relacionadas con los humedales y las aguas dulces en 60 países.

Dinamarca
178. prometió un millón de coronas danesas (220.000 francos suizos) para la aplicación del proyecto de Plan Estratégico, a pesar de que estima que el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) debe seguir siendo el único mecanismo encargado de la financiación de las convenciones mundiales sobre medio ambiente. Esta contribución excepcional deberá aportarse por conducto del Fondo para el 25º Aniversario, y probablemente se dedicará a apoyar los Objetivos 2.6 y 2.7 del proyecto de Plan Estratégico.

Islandia
179. ha multiplicado por diez su contribución anual al Fondo para la Conservación de los Humedales desde la reunión de Kushiro. A fin de respaldar la celebración del 25º aniversario, Islandia prometió al Fondo triplicar esa cantidad.

El Reino Unido
180. prometió 30.000 libras esterlinas para apoyar la aplicación del proyecto de Plan Estratégico, que se destinarían en particular a facilitar la evaluación de los recursos mundiales de humedales El Reino Unido también anunció una donación adicional de al menos un millón de libras para financiar actividades en el sitio Ramsar Danav Sentarum de Indonesia, cuya gestión estaría a cargo de Wetlands International Asia Pacific.

Hungría,
181. a pesar de la carga que representa la transición de su economía, prometió 25.000 francos suizos para apoyar los objetivos en materia de comunicación y sensibilización del público, previstos en el proyecto de Plan Estratégico.

Francia
182. prometió 10 millones de francos franceses (2,5 millones de francos suizos) para destinarlos a proyectos multilaterales y bilaterales, y estudiará con atención los proyectos del FMAM para los humedales a fin de velar por que respeten los objetivos del proyecto de Plan Estratégico. Francia ya presta apoyo a las comunicaciones y al Fondo para la Conservación de los Humedales, además de aportar su contribución obligatoria.

Sri Lanka
183. ha dedicado 500.000 rupias anuales a apoyar los objetivos de Ramsar en su territorio y prometió asignar en total 500.000 dólares (procedentes de donaciones y del presupuesto del Estado) para aplicar determinados programas en su sitio Ramsar, así como para la conservación y el uso racional de sus otros sitios de humedales.

El Honorable Brian Schumacher, Alto Comisionado del Canadá,
184. prometió 1 millón de dólares canadienses para apoyar actividades previstas en el proyecto de Plan Estratégico de la Convención durante el periodo comprendido entre 1996 y el 2002, que ejecutarían conjuntamente asociados gubernamentales y no gubernamentales que participan en la conservación de los humedales en el Canadá. La contribución se dedicaría principalmente a la aplicación de nueva tecnología de humedales en programas de protección de hábitat (incluida su recuperación), en el tratamiento de aguas residuales, y en la elaboración de políticas nacionales de humedales, en particular en América Latina, el Caribe y Europa Oriental.

El Pakistán
185. se comprometió a incrementar los fondos que dedica a la conservación de los humedales de 500.000 a 1 millón de dólares en un plazo de tres años que se invertirían en el país en actividades de enseñanza y sensibilización del publico así como de difusión del concepto de uso racional.

Bulgaria,
186. a pesar de las restricciones que supone la transición de su economía, prometió aportar 20.000 francos suizos anuales durante los próximos 6 años, con miras a alcanzar los objetivos del proyecto de Plan Estratégico en Bulgaria, en particular en lo relativo a actividades transfronterizas y de coordinación en la región.

India
187. prometió 25.000 francos suizos para realizar actividades en otros países en desarrollo.

El Japón
188. anunció una contribución destinada a facilitar la aplicación de programas de uso racional en el marco del Plan Estratégico. En el ejercicio fiscal de 1996 se destinarían al menos unos 60 millones de yen a la financiación de programas internacionales y otros 40 millones se asignarían a programas nacionales.

BirdLife International y The Royal Society for the Protection of Birds,
189. se comprometieron a aportar 4.000 libras esterlinas para contribuir a la financiación del Procedimiento de Monitores.

El Dr. Kwabena Adjei, Ministro de Tierras y Silvicultura (Ghana),
190. quiso expresar hasta qué punto los africanos deseaban proteger los humedales mediante las técnicas tradicionales que siempre habían utilizado, y cooperar en la aplicación del Plan Estratégico; con ocasión del 25º aniversario prometió aportar una contribución de 5.000 dólares para facilitar la aplicación del Plan.

Australia
191. indicó que su iniciativa se había visto ampliamente recompensada por las promesas anunciadas, y que el Ministro de Medio Ambiente, Deportes y Territorios anunciaría su promesa de contribución por el 25º aniversario en la Cena de Gala. Australia expresó su agradecimiento a los países que habían respondido a su iniciativa.

En la Cena de Gala conmemorativa del 25º aniversario,
El Hon. Senador Robert Hill, Ministro de Medio Ambiente, Deportes y Territorios (Australia)
192. comprometió 2 millones de dólares australianos para apoyar los objetivos del proyecto de Plan Estratégico, que se destinarían en particular a proyectos en las regiones de Asia y Oceanía.

[Las promesas de contribuciones hechas por las organizacione no gubernamentales de Australia y por Ducks Unlimited al comienzo de la sexta sesión plenaria aparecen en los párrafos 266 y 267.]

[Los debates sobre el Punto XI del Orden del Día: Plan Estratégico, Programa y Presupuesto, prosiguieron durante la cuarta sesión plenaria (párrafo 196 y siguientes).]


Notas de la Cuarta Sesión Plenaria

celebrada el 25 de marzo, de 09.00 a 17.30 horas y el 26 de marzo, de 09.00 a 10.30 horas

Temas para el Futuro: intervención especial 5

El Sr. Alessandro Russi (Italia)
193. presentó "MedHum - Un modelo mediterráneo para la cooperación regional en materia de los humedales", así como los antecedentes del programa MedHum, cuya fase I concluiría en junio de 1996 con la celebración de una importante conferencia en Venecia, que serviría para generar nuevas actividades. El programa había servido de estímulo para elaborar la política nacional de humedales de Italia así como una red de sitios de humedales. [El texto completo de esta presentación se publica, en inglés, en el Volumen 9/12 de estas Actas.]

El Sr. Thymio Papayannis, Grupo de Coordinación de MedHum,
194. dijo que la fase II de MedHum, financiada por la Unión Europea, se concentraría en la aplicación de numerosos aspectos del Plan Estratégico de Ramsar. Las conclusiones de la fase I eran que los humedales no se podrían utilizar de forma racional y sostenible mientras no se erradicaran las causas básicas de su desaparición y deterioro; que ello sólo se podría lograr gracias a una acción a largo plazo durante un período de 10 a 30 años; que la colaboración de todos los interesados era esencial; y que, para tener éxito, la acción debía ser flexible, directa y eficaz. La iniciativa MedHum sólo daría resultados satisfactorios si la poblaciones locales llegaban a convencerse de que tales acciones redundarían en su beneficio. [El texto completo de esta presentación se publica, en inglés, en el Volumen 9/12 de estas Actas.]

Punto XIII del Orden del Día: Informes de las Sesiones Técnicas

195. Presentaron informes

  • la Sra. Nadra Nathai-Gyan (Trinidad y Tabago) – Sesión A, sobre uso racional de los humedales;
  • la Dra. Yaa Ntiamoa-Baidu (Ghana) – Sesión B, sobre "características ecológicas" y "cambio en las características ecológicas";
  • la Sra. Monique Barbut (Francia) – Sesión C, relativa a la cooperación con el Convenio sobre la diversidad biológica, el Banco Mundial y el FMAM;
  • el Sr. Antonio Fernández de Tejeda (España) – Sesión D, sobre planificación de la gestión;
  • el Sr. Abdoulaye Ndiaye (Senegal) – Sesión E, relativa los criterios de Ramsar; y
  • el Sr. Anderson Koyo (Kenya) – Sesión F, sobre gestión de humedales por las comunidades locales.

Punto XI del Orden del Día: Plan Estratégico, Programa y Presupuesto

[continuación del debate iniciado en la tercera sesión plenaria, párrafos 138 a 192]

El Sr. Veit Koester (Dinamarca), Presidente del Grupo de Redacción creado por el Comité de la Conferencia,
196. presentó la versión definitiva del proyecto de Plan Estratégico [DOC.6.14 (Rev.1)]. Si bien el Grupo había mantenido los principales contenidos del Plan, había examinado numerosas propuestas de enmienda y adiciones; con todo, había desechado las que planteaban cuestiones nuevas a última hora y las que, a su juicio, no se ceñían al espíritu del Plan. Las ONG había hecho múltiples aportaciones útiles y se les había dado las gracias por su comprensión y su disposición a aceptar que no era posible recoger todas las propuestas. La versión revisada del Plan era un paquete lleno de compromisos y delicados consensos cuyo envoltorio no debía deshacerse.

197. La Acción 6.1.5, relativa a la identificación de humedales transfronterizos, había sido incluida por error, ya que planteaba cuestiones nuevas a último momento, y sería suprimida. No se hicieron enmiendas a la versión definitiva del proyecto de Plan Estratégico.

El Sr. Graham Donald (Reino Unido), Presidente del Subgrupo de Finanzas del Comité de la Conferencia,
198. presentó el proyecto de Resolución VI.17 (Rev.1). Se había acordado incrementar el presupuesto en un 25%, y quienes no apoyaban el aumento había señalado que no pondrían trabas al consenso. No se había logrado un consenso respecto de una contribución anual mínima de 1.000 FS, pero era posible que el Comité Permanente y la Conferencia volvieran a examinar la cuestión más adelante. El presupuesto básico para 1997-1999 no incluía fondos para el Procedimiento de Monitoreo y harían falta fondos de proyectos para aplicarlo; se contaba ya con algunos fondos. El presupuesto básico incluía una asignación de 70.000 FS destinadas al Fondo para la Conservación de los Humedales (FCH). En 1997, 1998 y 1999 se aplicaría la escala de contribuciones de las Naciones Unidas para financiar la Convención y se harían nuevos esfuerzos por hallar un método alternativo más satisfactorio.

El Instituto de Caddo Lake
199. se declaró preocupado por que la falta de fondos para el Procedimiento de Monitoreo y el exiguo nivel de financiación del FCH podrían perjudicar la imagen de la Convención. Pidió que se hiciera constar que las Partes Contratantes no estaban desechando esos conceptos.

El Uruguay
200. dijo que la expresión "deuda no recuperable" le parecía preferible a la expresión "deuda incobrable" y propuso que se fijara un plazo para que una deuda pasara a ser no recuperable. Instó al Secretario General y al Subgrupo de Finanzas a que canalizaran y reasignaran fondos al Procedimiento de Monitoreo, que era un aspecto clave del Plan Estratégico.

Austria
201. dijo que no veía con buenos ojos el incremento del 25%, pues el presupuesto del Ministerio austriaco del Medio Ambiente, con cargo al cual se abonarían las contribuciones a Ramsar, se acaba de recortar, pero que lo aceptaría si había consenso en ese sentido.

Ecuador
202. sugirió que se añadiera un pasaje en que se explicara cómo se emplearía el Fondo de Reserva.

Grecia
203. también se declaró dispuesta a aceptar que el presupuesto se incrementara en un 25%.

México
204. dijo que prefería que no se incrementase el presupuesto de la Convención debido a las limitaciones presupuestarias de su país; no obstante, para no entorpecer el consenso aceptaba la resolución, con esa reserva.

Los Estados Unidos
205. dijeron que debían oponerse a cualquier aumento del presupuesto, porque su país no contaba aún con un presupuesto y porque era posible que tuvieran que reducir el monto de los fondos que habían aportado tradicionalmente a la Convención. Eso no entrañaba juicio alguno respecto de la labor de la Convención, ni merma de la confianza depositada en la Oficina. El hecho de que los Estados Unidos siempre abonaran una suma superior a la que les habría correspondido si hubiese sido obligatoria, ponía en evidencia su firme apoyo a la Convención. Los Estados Unidos confiaban en que podrían continuar contribuyendo más de los que les correspondería si su cuota se calculara sobre la base de la escala de las Naciones Unidas. Los Estados Unidos no harían nada para dificultar un consenso. El Subgrupo de Finanzas no había podido proveer fondos para algunas partidas que interesaban a los Estados Unidos y las asignaciones para el FCH eran subóptimas; los Estados Unidos harían todo lo posible por conseguir más fondos para el FCH y el Procedimiento de Monitoreo, y alentaban a las demás Partes a que hicieran lo mismo.

Alemania
206. observó que hubiese acogido con beneplácito un incremento menor del presupuesto, acorde con los recortes presupuestarios que los gobiernos nacionales y las organizaciones internacionales estaban aprobando, pero que haría todo lo posible por cumplir sus obligaciones.

Francia
207. reiteró su apoyo firme y permanente a la Convención, pero señaló que tras el incremento del 100% aprobado en Kushiro y a la luz de las limitaciones presupuestarias generales, este nuevo incremento importante podía determinar el impago de contribuciones.

Bélgica, el Canadá e Italia
208. dijeron que harían todo lo posible por hacer frente al incremento del presupuesto en un 25%, pese a que sus presupuestos también habían sido recortados.

Dinamarca
209. dijo que no impediría el consenso, si bien hubiese preferido que se aprobase la opción de un aumento del 49%.

Venezuela
210. dijo que no deseaba oponerse al consenso pero quería dejar constancia de que, debido a las limitaciones presupuestarias, no había podido pagar sus contribuciones hasta entonces y que tras el incremento propuesto les resultaría aún más difícil abonarlas. Apoyó la propuesta de dar instrucciones al Comité Permanente para que ajustara el cálculo de la escala de contribuciones.

Punto XIV del Orden del Día: Examen de las decisiones de la Conferencia

DOC.6.4, adenda 1: Admisión de Observadores

211. No hubo objeciones.

DOC.6.15 rev 1: Programa de Trabajo de la Oficina

212. A raíz de las últimas deliberaciones a propósito del presupuesto, se había suprimido la partida para el Oficial de Asistencia al Desarrollo y el programa de trabajo se había adaptado a la opción de un incremento del 25%. Los Países Bajos se declararon preocupados por que las recomendaciones y resoluciones contemplaban numerosas tareas nuevas; habría que volver a revisar el programa de trabajo e informar de ello al Comité Permanente. Los Estados Unidos opinaron que algunas de esas tareas se podrían acometer con menos personal y que era posible reducir algunos gastos modificando las prioridades. Los Estados Unidos confiaban en que se actuaría con flexibilidad durante el trienio. Era necesario que el Secretario General pudiera asignar con entera libertad horas de trabajo de funcionarios para acometer las tareas previstas; con todo, a juicio de los Estados Unidos, el programa de trabajo era un marco de referencia preliminar que habría que revisar de forma continua. En particular, opinaban que no se justificaba la prioridad asignada al Objetivo 7.

Resolución VI.1 (rev.1), sobre cambio en las características ecológicas

213. Australia, el Brasil, Ghana y el WWF propusieron enmiendas.

Resolución VI.2 (rev.1), sobre criterios para identificar sitios en base a los peces y la pesca

214. El Grupo de Trabajo encargado de los criterios basados en los peces presentó un texto revisado que no contenía ya referencias a las pesquerías, con objeto de no apartarse del tema central de la Resolución, la conservación, y aplazar la consideración de las cuestiones relacionadas con las actividades humanas, que se abordarían en estudios relacionados con la Resolución VI.3. Por consiguiente, se habían mantenido los criterios 4 a) y 4 b) pero se habían suprimido el criterio 4 c) y las directrices conexas.

215. Kenya instó firmemente a que se diera traslado del criterio 4 c), suprimido de la resolución, al GECT con vistas a su posible adopción ulterior y se decidió encargar esa tarea al Grupo. Noruega advirtió que las deliberaciones futuras sobre la adopción de criterios relacionados con cuestiones distintas de la conservación también debían abordarse desde una óptica jurídica. Nueva Zelandia explicó que había instado a que se suprimiera el criterio 4 c) porque era partidaria de que las consideraciones relacionadas con la actividad humana se abordaran globalmente en otro sitio. Islandia hizo una declaración y no se propusieron más enmiendas.

Resolución VI.3 (rev.1), sobre revisión de los criterios Ramsar para la identificación

216. Australia y BirdLife International propusieron enmiendas.

Resolución VI.4 (rev.1), sobre estimaciones de población para la utilización de los criterios basados en aves acuáticas

217. Nueva Zelandia propuso una enmienda para mejorar el texto.

Resolución VI.5, sobre humedales subterráneos cársticos

218. No se propusieron enmiendas.

Resolución VI.6, sobre el Fondo para la Conservación de los Humedales

219. El propósito de la resolución era dar al Fondo un nombre más inequívoco y simplificar el procedimiento de aprobación. El Uruguay, expresando un consenso alcanzado por 14 Estados de la Región Neotropical, se opuso firmemente a la propuesta de facultar al Secretario General para que asignara discrecionalmente las ayudas del Fondo; no se trataba de poner en duda la idoneidad del Secretario General, sino de indicar que semejante decisión le conferiría unas facultades amplias que correspondían al Comité Permanente. El GECT, y no las organizaciones asociadas, debía encargarse de llevar a cabo los exámenes científicos y técnicos. El Canadá opinó que el Comité Permanente tenía demasiado trabajo como para ocuparse de esas pequeñas ayudas; apoyó la resolución, señalando que el Secretario General informaría al Comité Permanente. El Reino Unido, la Federación de Rusia y Suiza hicieron suya esa observación. El Uruguay sostuvo que la administración del Fondo era una de las principales tareas del Comité Permanente y que no debía transferirse. La cuestión se remitió al Comité de la Conferencia.

220. Tras la modificación del proyecto, el Secretario General presentó los cambios propuestos por el Comité de la Conferencia. Si bien se suprimieron las referencias a un nuevo procedimiento para la aprobación de los proyectos, se pidió al Comité Permanente que examinase el funcionamiento del Fondo, incluido el mecanismo para decidir acerca de la asignación de las ayudas, y que efectuara cualquier cambio que juzgase pertinente. No se introdujeron más enmiendas.

Resolución VI.7, sobre el Grupo de Examen Científico y Técnico (GECT)


Notas de la Quinta Sesión Plenaria

celebrada el 26 de marzo, de 09.00 a 17.30 horas

Día de Oceania

"Un paraíso bajo presión: conservación y uso racional de los humedales de las zonas costeras en el Pacífico Sur"

Janet Owen (Nueva Zelandia), Presidenta
256. anunció que el Día de Oceanía se dedicaría a los humedales de las zonas costeras. En ellas se encuentran algunos de los humedales más importantes para algunos países de la región, en particular arrecifes coralinos, manglares y estuarios. En todos los países de la región los humedales de las zonas costeras son una fuente vital de recursos alimentarios y contribuyen en forma considerable a la economía, en particular por las actividades pesqueras. Ellos están sujetos a fuertes presiones a causa de los proyectos de desarrollo. Las presentaciones se concentrarán en los valores biológicos de estos sitios, así como en la gestión de su utilización y explotación.

El Secretario General
257. observó que los países de la vasta región de Oceanía son lugares de una particular belleza y significación; puede que no sean naciones inmensamente poderosas in la geopolítica del mundo, pero son de un carácter único. Él esperaba sinceramente que la mayoría de estos países accedieran a la Convención antes de la próxima CdP. Él era de la opinión de que ello sería beneficioso para cada país, pero también para la Convención, dado que los países de Oceanía traerían con ellos sus propias perspectivas y experiencias para enriquecer el trabajo del tratado.

Presentaciones

"Living on the Edge", presentada por Sue Miller, Programa Regional del Pacífico Sur para el Medio Ambiente

"The Biodiversity of Coastal Zone Wetlands in Oceania", presentada por Joanna C. Ellison, Australian Institute of Marine Science

"Wetlands, Fish, and Fishing Communities: Protecting and Restoring Habitats for the Future", presentada por Duncan Leadbitter, Australian Seafood Industry Council

"Moreton Bay, Australia: Multiple-use Planning and Management for a Ramsar-listed Coastal Wetland", presentada por David Perkins, Departamento de Medio Ambiente

"Local People's Activities and Rights in the Moreton Bay/Stradbroke Island Area", presentada por Penny Tripcony y Bob Anderson

"Managing Tourism to Protect Coastal Wetlands in Oceania", presentada por Birandra Singh, National Trust, Fiji

"The Management of Coral Reefs and Mangroves in a Pacific Island Community: The East Hiri Integrated Conservation and Development Programme – a Community Developed Project", presentada por William Asigau, Coordinador del Programa de Pequeños Subsidios (PNUD), Papua Nueva Guinea

[El texto completo de estas presentaciones aparece, en inglés, en el Volumen 11/12 de estas Actas.]

Los Estados Federados de Micronesia
258. dijeron que abarcaban más de 600 islas, con sus arrecifes coralinos, manglares y praderas marinas. La población depende de los humedales, cuya importancia es fundamental para la agrosilvicultura y la pesca. La tenencia de la tierra y de las zonas marinas planteaba problemas que sólo podían resolverse mediante la asociación efectiva entre las comunidades locales. Los recursos institucionales y financieros eran limitados y la cuestión de la adhesión a la Convención debía estudiarse con sumo cuidado. Micronesia apoyaba los esfuerzos de la Convención para alentar la prestación de asistencia técnica y confiaba en que la Región de Oceanía seguiría ocupando un puesto prioritario en las actividades de Ramsar.

Fiji
259. expresó su reconocimiento por la asistencia que los asociados de Ramsar y otros organismos prestaban a Fiji en las actividades de conservación de sus humedales. Fiji estaba preparando, con la ayuda del Banco Asiático de Desarrollo, nuevas disposiciones legales sobre el desarrollo sostenible. El concepto de "uso racional" siempre había formado parte del acervo tradicional de las comunidades de Fiji y se incorporaría a la nueva legislación. El Departamento de Medio Ambiente, de reciente creación, estaba elaborando planes de gestión de las zonas costeras, que contribuirían al cumplimiento de las obligaciones que Fiji contraería cuando se adhiriese a la Convención. Fiji acogía con satisfacción la iniciativa australiana de realizar actividades de capacitación en la región.

Las Islas Salomón
260. facilitaron información básica sobre el establecimiento de la Zona de Conservación Marina de Arnavon, en la que tres comunidades étnica, cultural y económicamente distintas habían aunado esfuerzos para el logro de objetivos comunes a través de un largo proceso de consulta y sensibilización impulsado por el Gobierno, el Programa Regional del Pacífico Sur para el Medio Ambiente y una ONG (The Nature Conservancy).

Samoa Occidental
261. describió sus recursos de humedales y las actividades que había llevado a cabo recientemente para su conservación y uso racional, en particular en la esfera de la participación comunitaria.

Nueva Zelandia
262. describió los mecanismos que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Comercio había establecido para prestar asistencia bilateral y multilateral en actividades de protección de los humedales y desarrollo sostenible en la Región del Pacífico Sur. La ayuda bilateral se orientaba cada vez más hacia el fortalecimiento de la capacidad de las ONG locales. En la Ley de Gestión de los Recursos, de 1991, concebida en el marco de un nuevo sistema de gobierno local y basada en principios acordados para el desarrollo de las relaciones entre el pueblo maorí y el Gobierno, se reconocía que la conservación de los humedales era una cuestión de importancia nacional. Estas medidas habían tenido repercusiones muy positivas en la gestión de los recursos naturales de Nueva Zelandia.

Tonga
263. describió la situación de sus humedales y se refirió al permanente conflicto entre los objetivos de la conservación y los proyectos de explotación, en particular la construcción de viviendas, habida cuenta de las características del sistema tradicional de tenencia de la tierra. El Ministro encargado del medio ambiente también se ocupaba de la asignación de tierras a los ciudadanos varones. Tonga señaló que, con ese margen de opciones tan estrecho, la aplicación del concepto de uso racional podía conducir a menudo a la destrucción total de las características ecológicas de los humedales.

Vanuatu
264. describió la estructura física y demográfica del país y la gran diversidad de sus humedales. La mayoría de las tierras, incluidos los arrecifes franjeantes, estaban sujetas a un régimen de propiedad consuetudinario y era difícil declararlas zonas protegidas. El concepto de uso racional no constituía ninguna novedad para el pueblo de Vanuatu, pero el crecimiento demográfico y el desarrollo económico suponían graves amenazas para su aplicación. En la estrategia nacional de conservación se asignaba gran importancia a los humedales de las zonas costeras y las comunidades locales habían emprendido iniciativas importantes. Sin embargo, habida cuenta de la escasez de recursos financieros y técnicos, Vanuatu acogía con satisfacción las asociaciones con organismos multilaterales y ONG internacionales.

Papua Nueva Guinea
265. presentó el proyecto de Recomendación 6.18, que contó con el firme apoyo de Australia, Nueva Zelandia y Chile.


Notas de la Sexta Sesión Plenaria

celebrada el 27 de marzo, de 09.00 a 12.00 horas

El Sr. Eddie Hegerl, Australian Marine Conservation Society y Australian Wetland Alliance
266. señaló que la organización de la presente CdP era el resultado de una asociación entre organismos oficiales locales. estatales y nacionales y organizaciones no gubernamentales. En nombre de 42 ONG presentes, se comprometió a trabajar en asociación con la Oficina y las Partes en varias esferas de aplicación de la Convención y a informar a la séptima CdP sobre los resultados alcanzados. Las ONG habían acordado el texto de su declaración y se habían comprometido a aportar una contribución de 1.750 dólares australianos para la aplicación del Procedimiento de Monitoreo. Por otra parte, las ventas realizadas en la Exposición de Arte y en la Tienda Ramsar habían producido otros 3.000 dólares que se destinarían al Fondo para la Conservación de los Humedales. Se invitó a otras ONG de todo el mundo a que firmasen el Compromiso de Brisbane de apoyo de las ONG a la Convención de Ramsar. [El texto de este Compromiso se ha publicado como Volumen 2/12 de estas Actas.]

Ducks Unlimited
267. se refirió a los compromisos financieros que ya había asumido con miras a la conser-vación de varios sitios Ramsar en diversos países y, en nombre de organizaciones pertenecientes a Ducks Unlimited en Australia, el Canadá, los Estados Unidos de América, Europa, México y Nueva Zelandia, se comprometió a aportar al menos 3.100.000 francos suizos en el ejercicio fiscal 1996-97, para financiar actividades de protección, restauración y gestión de hábitat, programas de educación y formación en materia de humedales en 21 sitios Ramsar de todo el mundo y prestar apoyo a los Comités Nacionales de Ramsar y a las propuestas de inscripción de nuevos sitios en la Lista; esta contribución se sumaba a la partida de 68 millones de dólares de los EE.UU. prevista en el ejercicio de 1996-97 para financiar otras iniciativas de conservación de humedales que, si bien no habían sido designados sitios Ramsar, respondían a los objetivos de la Convención.

El Reino Unido (Presidente del Subgrupo de Finanzas del Comité de la Conferencia)
268. explicó las nuevas enmiendas que se habían introducido en la RES.VI.17, sobre asuntos financieros y presupuestarios. El Reino Unido también anunció la designación de su 103º sitio Ramsar.

Punto XII del Orden del Día: Informe del Comité de Credenciales


Informe del Comité de Credenciales

(aprobado el 27 de marzo de 1996 en la 6ª Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes)

 

1. La Conferencia eligió a los siguientes miembros del Comité de Credenciales: Australia (Sra. Linette Tomlin), Bulgaria (Dr. Jeko Spiridonov), Chile (Sra. Nancy Céspedes), China (Sr. Yuan Liu), y Uganda (Sra. Jane Kuvuma) y nombró a Bulgaria Presidente.

2. A pesar de que la Regla 3.3 de las Reglas de Procedimiento prevé que el Comité de Credenciales esté compuesto por cinco miembros, la Conferencia eligió dos miembros extraordinarios para que estuvieran representadas las siete regiones de Ramsar: Noruega (Sr. Olav Nord-Varhaug) y Estados Unidos de América (Dr. Bruce Beehler).

3. En el curso de sus trabajos, el Comité se basó en la regla 3.1 de las Reglas de Procedimiento, según la cual "Antes de poder ejercer los derechos de voto de la Parte Contratante, el Delegado o cualquier Delegado Alterno de una Parte Contratante deberá haber sido dotado de las cartas credenciales apropiadas que lo habilitan para representar a la Parte Contratante en la Conferencia y para votar en su nombre".

4. De acuerdo con estas prescripciones, el Comité confirmó las credenciales presentadas por los delegados de las siguientes Partes Contratantes.

Alemania, Argelia, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Bangladesh, Bélgica, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Burkina Faso, Canadá, Chad, Chile, China, Comoras, Costa Rica, Croacia, Dinamarca, Ecuador, España, Estados Unidos de América, Estonia, Ex-República Yugoslava de Macedonia, Federación de Rusia, Filipinas, Finlandia, Francia, Gabón, Ghana, Grecia, Guatemala, Guinea, Guinea-Bissau, Honduras, Hungría, India, Indonesia, Irán (República Islámica del), Irlanda, Islandia, Italia, Japón, Jordania, Kenya, Letonia, Lituania, Malasia, Malí, Malta, Marruecos, Mauritania, México, Namibia, Nepal, Níger, Noruega, Nueva Zelandia, Países Bajos, Pakistán, Panamá, Papua Nueva Guinea, Paraguay, Perú, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Senegal, Sri Lanka, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Suriname, Togo, Trinidad y Tabago, Túnez, Turquía, Uganda, Uruguay, Venezuela, Yugoslavia, Zaire, y Zambia.

5. Habida cuenta de las dificultades surgidas con ocasión de la Quinta Reunión de la Conferencia de las Partes, celebrada en Kushiro (Japón), en 1993, el Comité procuró aplicar la recomendación del Comité de Kushiro de velar por que las credenciales estuvieran en regla y no dieran lugar a dudas.

6. El Proyecto de Resolucion VI.15 sobre la modificacion de las Reglas de Procedimiento con efecto a contar de la séptima Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes "PIDE al Comité Permanente que revise a fondo las Reglas de Procedimiento de la Conferencia de las Partes en el próximo trienio con vistas a proponer a la Conferencia de las Partes Contratantes en su Séptima Reunión un conjunto revisado de Reglas de Procedimiento que concuerden con las de otras convenciones internacionales relacionadas con el medio ambiente".

7. Por consiguiente, el Comité de Credenciales de Brisbane propuso añadir las disposiciones a las Reglas de Procedimiento que figuran a continuación:

  • Las cartas credenciales deberán llevar la firma del Jefe de Estado o de Gobierno, o bien del Ministro de Asuntos Exteriores o, en su defecto, de la autoridad interina debidamente facultada.
  • También podrá firmar las cartas credenciales un Embajador o Representante Permanente expresamente autorizado por el Jefe de Estado o de Gobierno o por el Ministro de Asuntos Exteriores para acreditar a la delegación.
  • Las cartas credenciales deberán llevar la firma completa de la autoridad competente o el sello y la rúbrica de esa autoridad. El sello y/o el membrete deberán indicar claramente que las cartas credenciales han sido emitidas por la autoridad competente.
  • Ningún delegado podrá ejercer el derecho de voto a menos que su nombre figure de forma claramente reconocible en las cartas credenciales.
  • Deberá presentarse el original de las cartas al Comité de Credenciales de la Conferencia de las Partes.
  • Cuando las cartas credenciales se presenten en un idioma que no sea uno de los tres idiomas de trabajo de la Convención (español, francés e inglés), deberá facilitarse una traducción fiel de forma que el Comité de Credenciales pueda validarlas sin dificultad.

Anexo I

Respuestas al Informe del Comité de Credenciales

Australia (declaración formulada verbalmente en la sesión plenaria, y posteriormente entregada por escrito a la secretaría, el 27 de marzo de 1996)

1. La delegación de Australia desea hacer constar su opinión acerca de las credenciales presentadas por la Delegación de Belgrado. La Delegación de Australia es plenamente consciente de las graves dificultades que plantea la cuestión de la antigua Yugoslavia.

2. La delegación de Australia, y varias otras delegaciones que asisten a la presente CdP, no pueden aceptar en este momento que la República Federativa de Yugoslavia (Serbia y Montenegro) sea el Estado sucesor de la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia.

3. El dictamen jurídico emitido el 29 de septiembre de 1992 por el antiguo Asesor Jurídico de las Naciones Unidas, que sigue siendo la opinión definitiva sobre esta cuestión, indica que la República Federativa de Yugoslavia no es automáticamente el Estado sucesor de la República Federativa Socialista de Yugoslavia. La situación de la República Federativa de Yugoslavia en las Naciones Unidas sigue siendo la misma, a saber, que no puede asumir automáticamente el lugar de la antigua República Federativa Socialista de Yugoslavia en las Naciones Unidas y que debería solicitar su admisión como Miembro de las Naciones Unidas. Puesto que la República Federativa de Yugoslavia no puede participar en la Asamblea General, sus representantes tampoco pueden hacerlo en los trabajos de la Asamblea ni en los de sus órganos subsidiarios o conferencias y reuniones convocadas por las Naciones Unidas. Con respecto a los órganos establecidos en virtud de tratados, que no se mencionan en la resolución 47/1 de la Asamblea General, en todas las reuniones de los Estados Partes en tratados celebradas desde 1992 se ha aplicado el mismo criterio que en la Asamblea General.

4. Sr. Presidente, la delegación de Australia solicita que la presente declaración conste en el informe de la Reunión.

Yugoslavia (declaración presentada por escrito a la secretaría el 27 de marzo de 1996)

1. Con referencia a la intervención de la delegación de Australia relativa a la situación jurídica de la República Federativa de Yugoslavia, la delegación de la República Federativa de Yugoslavia en la 6ª Reunión de la Conferencia de las Partes Contratantes de la Convención de Ramsar, que se celebra en Brisbane, desea señalar lo siguiente a la atención del Comité Permanente, la Oficina y el Comité de la Conferencia:

2. Yugoslavia es uno de los primeros países que firmaron la Convención de Ramsar y una de sus primeras Partes Contratantes;

3. En las reuniones preparatorias regionales de la 6ª Conferencia, celebradas en Budapest (Hungría) y en Varna (Bulgaria), se confirmó la condición de la República Federativa de Yugoslavia como Parte Contratante y se aceptaron las credenciales de su delegación;

4. Entretanto, las Naciones Unidas levantaron las sanciones que habían impuesto a la República Federativa de Yugoslavia. Recientemente, expertos jurídicos del Secretario General de las Naciones Unidas (Sección de Tratados de la Oficina de Asuntos Jurídicos) emitieron un dictamen jurídico conforme al cual la resolución 47/1, de 22 de septiembre de 1992, no surte efectos en cuanto a la capacidad de la República Federativa de Yugoslavia para participar en tratados, incluidos aquellos cuyo depositario es el Secretario General, e indicaron, además, que esta resolución se aprobó en el marco de las Naciones Unidas y en el contexto de la Carta de las Naciones Unidas y no constituye una indicación de que la República Federativa de Yugoslavia no ha de considerarse como Estado sucesor;

5. La República Federativa de Yugoslavia fue invitada, como Parte Contratante, a asistir a la 6ª Conferencia de las Partes, comunicó oportunamente la participación de su delegación, envió oportunamente su Informe Nacional y su delegación presentó debidamente y en forma apropiada sus credenciales como Parte Contratante. La Oficina de Ramsar, incluso, sufragó todos los gastos de participación en la Conferencia de dos miembros de la delegación de Yugoslavia;

6. Australia (por intermedio del Ministro Federal de Medio Ambiente),en su carácter de país anfitrión de la 6ª CdP y como Parte Contratante, envió dos cartas a Yugoslavia (dirigidas al Ministro Federal de Medio Ambiente), como Parte Contratante, en las que solicitó su apoyo a la iniciativa del Gobierno de Australia;

7. La delegación de Yugoslavia acudió de buena fe a la Conferencia, inscribió debidamente su asistencia, ocupó su lugar en la Sala de Conferencia y, junto con el resto de las delegaciones de las Partes Contratantes y participantes en la Conferencia, gozó plenamente de la hospitalidad australiana;

8. En los múltiples contactos establecidos con el Presidente del Comité Permanente y representantes de la Oficina de la Convención de Ramsar, así como durante la primera parte de la Conferencia, no se anunció en ningún momento que se pondría en tela de juicio la condición de la República Federativa de Yugoslavia como Parte Contratante; y

9. El Comité de Credenciales confirmó las credenciales de la delegación de la República Federativa de Yugoslavia.

10. La delegación de la República Federativa de Yugoslavia expresa su preocupación por esta intervención desafortunada, innecesaria y jurídicamente infundada de la delegación de Australia, incompatible con el espíritu, los principios y la honrosa misión de la Convención de Ramsar. Afortunadamente, el intento de utilizar la presente Conferencia con oscuros fines políticos se ha visto frustrado. La delegación de la República Federativa de Yugoslavia solicita que la presente declaración se incluya en los documentos de la 6ª Reunión de la Conferencia de la Convención de Ramsar.

Back to top
Síganos 
Ramsar online photo gallery

La Convención hoy

Número de » Partes Contratantes: 168 Sitios designados para la
» Lista de Humedales de Importancia Internacional: 2181 Superficie total de los sitios designados (hectares): 208 545 658

Secretaría de Ramsar

Rue Mauverney 28
CH-1196 Gland, Suiza
Tel.: +41 22 999 0170
Fax: +41 22 999 0169
E-Mail: ramsar@ramsar.org
Abrir mapa

Suscríbase a Ramsar Forum