Día Mundial de los Humedales 2001: Argentina

18/01/2001

2 de febrero: Día Mundial de los Humedales

LOS HUMEDALES, ¡UN MUNDO POR DESCUBRIR!

 Que las civilizaciones humanas se hayan desarrollado y concentrado durante más de 6.000 años en los valles fluviales y sus llanuras inundables plenas de humedales, no es en absoluto casual. Simplemente refleja el papel clave que el agua y los humedales han desempeñado siempre en la vida humana. Actualmente nuestros recursos tecnológicos pueden dar la impresión de suplantar el papel de la naturaleza, pero desastres ambientales recientes –como grandes inundaciones, deslizamientos de tierras y tormentas agravadas en muchos casos por prácticas no sostenibles de uso de la tierra – demuestran lo contrario. En realidad seguimos dependiendo de los ecosistemas naturales para nuestra seguridad y sustento.

Mucha gente sigue preguntando "Qué son los humedales?", sin embargo la Convención Internacional sobre los Humedales se firmó hace exactamente 30 años, a orillas del Mar Caspio en la ciudad iraní de Ramsar. Hoy, más conocida como Convención Ramsar, está siendo utilizada en 123 países como instrumento para la conservación y el uso racional de los humedales. Delmar Blasco, el secretario general, afirma que "... la Convención sobre los Humedales va más allá de ser un instrumento típico del derecho internacional: ella representa un movimiento con dedicados seguidores en entidades internacionales, organismos de gobierno, pueblos indígenas, en la comunidad científica, ONGs, e incluso entre dirigentes del sector privado! En esta red reside la vitalidad de la Convención sobre los Humedales".

A pesar de una creciente conciencia, muchos de estos sistemas están seriamente amenazados, mientras otros todavía esperan planes de gestión adecuados. Algunas políticas nacionales sobre humedales existen "sólo en papel". Blasco asegura que "para hacer frente a estas debilidades, debemos hacer más para que la gente descubra los valores y las funciones de los humedales; para tener más fuerza en el momento de elegir gobiernos y de ejercer influencia sobre las decisiones que hacen falta para proteger estos ecosistemas y utilizarlos sostenible y equitativamente, o en la disuasión de inversiones erróneas".

Como en todos los aspectos de la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales, la participación de la gente es la única manera de lograr resultados duraderos. El 2 de febrero, Día Mundial de los Humedales que este año tiene el lema "El mundo de los humedales, ¡un mundo por descubrir!", contribuirá seguramente a descubrir o redescubrir la belleza, las funciones y el valor de los humedales. Los irremplazables beneficios que ofrecen y sus potencialidades inexploradas exigen protegerlos de una acelerada pérdida y degradación. Vemos como el avance de la frontera agrícola va acompañada de incendios y desecación de humedales, mientras las grandes represas destruyen miles de hectáreas de estos ecosistemas. Aunque lo más peligroso sigue siendo el desconocimiento del valor económico, social y ecológico insustituible de estos "esteros" y "bañados", no pocas veces despreciados.

Se podría decir mucho sobre las funciones de los humedales. Según la Convención Ramsar:

  • Ellos reportan beneficios como productos susceptibles de usarse racionalmente. El espectro es enorme: pescado, frutos, resinas, madera de construcción, crustáceos, derivados de yacaré obtenidos mediante rancheo, fibras para construir techos y trenzar, forraje para animales, son sólo ejemplos. El aprovechamiento es posible en los niveles de subsistencia, de industrias artesanales y a escala comercial. El pescado, quizá el producto más importante mundialmente, es la principal fuente de proteína de casi 1000 millones de personas y un componente importante en la dieta de muchas más. La mayor parte del pescado depende de los humedales en alguna etapa de su ciclo biológico. Un sistema único en el mundo, los humedales del río Paraná medio, constituye uno de los más grandes reservorios de agua dulce y biodiversidad en Sudamérica, incluyendo una extraordinaria riqueza pesquera. Nuestros humedales fluviales de hecho son enormes criaderos naturales de peces de una rica diversidad biológica. Ellos garantizan la seguridad alimentaria y el trabajo de los pobladores ribereños. Estos conceptos son la base del "Proyecto Pesca Fluvial y Humedales", que impulsa actualmente la Fundación Proteger y una red de ONGs del litoral fluvial paranaense, con el auspicio de Fondo para las Américas, UNL, UICN-Sur y la Convención Ramsar.
  • La belleza y diversidad natural de muchos humedales hacen que sean lugares de destino turístico ideales. También revisten revisten importancia cultural, histórica y arqueológica. Muchos están protegidos legalmente y generan notables ingresos por concepto de turismo y usos recreativos. En algunos países estas divisas representan una parte sustancial de la economía. En la Argentina uno de los humedales de mayor valor paisajístico es precisamente el valle aluvial del río Paraná en su tramo medio; desafortunadamente, no existen planes consistentes de turismo sustentable acordes con las enormes posibilidades del recurso.
  • Los humedales "retienen" las precipitaciones fuertes, evitando posibles inundaciones aguas abajo. Ellos almacenan el agua o la retienen en la superficie de los esteros, bañados y pantanos. La vegetación de estos sistemas reduce la velocidad de circulación de las aguas de crecida. La construcción de muros de contención y represas en los ríos para mejorar el control de las crecidas tiene con frecuencia el efecto opuesto. La restauración de llanuras inundables y la demolición de estructuras artificiales en no pocos sitios, está resolviendo este problema en parte en muchos países.
  • La gran diversidad de especies caracteriza a los humedales. Pese a que los ecosistemas de agua dulce sólo cubren el 1% de la superficie de la Tierra, alojan a más del 40% de las especies del mundo. La biodiversidad de los humedales es valiosa también como reservorio de genes con un potencial económico apreciable para la industria farmacéutica y para plantas cultivadas con fines comerciales como el arroz.
  • Las plantas y los suelos de los humedales desempeñan una función apreciable en la depuración de aguas. Evidentemente, la naturaleza tiene sus limitaciones y sería un error pensar que los humedales pueden hacer frente a cualquier concentración de residuos. Los desastres ambientales asociados a residuos de la minería en los últimos años dan testimonio de esto.
  • Los humedales aminoran el paso del agua y estimulan la deposición de nutrientes y sedimentos acarreados por ella. La retención de nutrientes en los humedales hace que ellos sean uno de los ecosistemas más productivos, compitiendo incluso con los sistemas de agricultura intensiva.
  • Muchos humedales contribuyen a recargar acuíferos subterráneos que almacenan el 97% de las aguas dulces no congeladas del mundo. Las aguas subterráneas revisten una importancia crítica para miles de millones de personas como única fuente de agua potable –aportan agua de beber a casi un tercio de la población mundial.

En los 123 Estados signatarios de la Convención hay 1042 humedales declarados sitios Ramsar. En Argentina tenemos ocho incluyendo la Laguna de Pozuelos (Jujuy), Laguna Blanca (Neuquén), Parque Nacional Pilcomayo (Formosa), Reserva Costa Atlántica (Tierra del Fuego), Llancanelo (Mendoza), Bahía Samborombon (Buenos Aires) y Guanacache (Mendoza) y Lagunas de Vilama (Jujuy). No obstante, y salvo algunas normas provinciales que preservan ecosistemas húmedos, en la Argentina la mayor parte carecen de protección legal. Es imperioso proteger a los grandes humedales que privilegian nuestro territorio, como los Esteros del Iberá, Mar Chiquita, y el mencionado valle aluvial del Paraná, unas 3.000.000 de hectáreas desde la confluencia con el río Paraguay hasta el Delta, que no están nominadas como sitio Ramsar ni como Patrimonio Mundial y "carecen de una protección acorde a su extraordinario valor", enfatiza Jorge Cappato, director general de la Fundación Proteger, que coordina el grupo de humedales de la Unión Mundial para la Conservación (UICN) en Argentina. Cappato asegura que "el día en que la gente al abrir la canilla recuerde que detrás de ella hay humedales filtrando y abasteciendo el agua; y en que los dirigentes políticos y sociales incluyan la protección de los humedales y sus recursos en los planes de desarrollo, habremos dado un gran paso adelante".

Más información: http://ramsar.org ; http://www.sur.iucn.org 

http://www.medioambiente.gov.ar/areas/driya/ramsar/default.htm

email: rios.proteger@infovia.com.ar

 Julieta Peteán – Prensa/Fundación Proteger

*Autorizada su reproducción comunicando la fecha y el medio.

= Fundacion PROTEGER, miembro de la UICN Coordinacion, Grupo de Trabajo en Humedales del Comité Argentino de la UICN Director Gral, Jorge Cappato Balcarce 1450 - 3000 Santa Fe - Argentina TelFax: 54-342-4558520 Email: jcproteg@satlink.com www.proteger.org.ar

Back to top
Follow us 
Ramsar online photo gallery 

The Convention today

Number of » Contracting Parties: 168 Sites designated for the
» List of Wetlands of
International Importance
2,181 Total surface area of designated sites (hectares): 208,545,658

Ramsar Secretariat

Rue Mauverney 28
CH-1196 Gland, Switzerland
Tel.: +41 22 999 0170
Fax: +41 22 999 0169
E-Mail: ramsar@ramsar.org
Map: click here

Ramsar Forum: subscribe